El pregón de los limones…

“Me alejo a buscar la vida”

Anda loco de contento con su cargamento para la ciudad
¡Ay! para la ciudad.
Pasa la mañana entera sin que nadie quiera su carga comprar… (Lamento borincano)
En nuestras andanzas fuera de la ciudad es donde nos encontramos con interesantes personajes, esos que sólo en la charla de alguien te enteras, de esos que parecen inventados, como para comenzar una historia casi remota pero cierta. ¡Sí¡ Entrelazar historias de esas que una lleva a otra y así sucesivamente hasta encontrar un no sé qué pero te gustó…

Por Jorge Alanis Zamorano

Después de visitar a nuestros amigos de la Asociación Ganadera de Buctzotz cayó tremenda lluvia, esas de película en donde parece que el cielo se enfureció con algo o alguien. Ya tarde por llegar a otros destinos, antes de abordar al necesario vehículo, entre mis pensamientos me arrebató la concentración la voz de alguien, un tanto lejana. Una voz aguda con una manera peculiar de expresarse. Me arrebató una sonrisa esta situación y con curiosidad me acerqué mientras prendí mi celular para grabar -si es que se prestaba una conversación-.

IMG_20170704_141221846

— ¡Buenas tardes! Señor, disculpe no entendí ¿Qué vende?
— Injertos de naranja agria con tanjerina o mandarina del “pais” -esta última palabra acentuado con fuerza la letra a-, limón dulce, toronja roja con naranja, el mamey viene injertado con el mamey “pais” o indio; lo injerto con el mamey grande. También tengo mandarinas y limones para consumirse en el momento…
Los precios de los injertos son desde $50 y así según lo que el cliente escoja puede variar, aunque en realidad no es mucha la diferencia. Ya con poco más de confianza en charla relajada se recarga en su camioneta castigada por el trabajo y el tiempo y donde hubo una portezuela. Me comentó que desde hace 24 años realiza esta actividad, agregó que también repara motos, pero al iniciar sus hijos carreras universitarias, buscó un nuevo ingreso, por lo que le dedica medio día a cada actividad. Sus retoños son cuatro: licenciado en turismo, chef, docencia y la cuarta es una niña de once años.
¡Ah, perdonen ustedes! Su nombre es Víctor Hugo Mézquita Burgos mejor conocido como el “Primo”. Viene de Izamal y recorre varios lugares como Buctzotz, Cenotillo, Dzilam González. Dice con mucha seriedad: “Me alejo a buscar la vida”, la gente compra más el limón persa porque el precio sube mucho…, hasta $800 la caja, nunca en su vida habían vendido el limón tan caro.
Su mensaje es: que la gente produzca para que sus terrenos estén bien y así cuidar el medio ambiente. Con mucho gusto hace estos recorridos ya que asegura que esta actividad le sirve para relajarse.
¡Por eso me gusta tanto viajar! Porque te encuentras con gente como don Víctor Hugo, alias el “Primo”.

IMG_20170704_141141536_HDR

Deja una respuesta

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>