Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

La chaya

Por sus propiedades nutritivas y su fácil adaptación en suelos pedregosos, ahora con el cambio climático, constituye una verdadera alternativa en la alimentación del futuro.

Peto, Yucatán.- Ante la falta de precipitación en varios lugares del sur de Yucatán se ve una notable escasez de las hojas de chay o chaya. Aunque esta escasez de hojas sucede cada año dado el alto consumo que tienen para éstas fechas. Actualmente pequeñas bolsas de kilo con un peso aproximado de 500 gramos, tiene un costo alrededor de los 10 a 15 pesos en el mercado local.
En cuanto a la cosecha de la hoja la gente de las comunidades señalan que debe hacerse con conocimiento, porque si uno lo hace cuando está lloviendo “se echa a perder los retoños o hojas” y lo mismo le puede suceder si la persona que lo hace está embarazada ya que puede ocasionar la muerte de la planta.
En realidad la chaya es una planta con alta resistencia a la sequía, casi sin un manejo y solamente con acercarle agua y un poco de tierra, tiende a retoñar y sus hojas son usadas ampliamente en la cocina yucateca.
brazo de reina chayaEntre los platillos favoritos en donde se usa la chaya, están el brazo de reina, empanadas de chaya, chaya frita con huevo, entre tantos usos, además se sabe que el caldo de la chaya es bueno para limpiar la arenilla en las personas, y a parte tiene una gran cantidad de nutrientes.
Hay estudios que resaltan que la chaya posee un alto contenido en proteínas lo que hace que sea una alternativa al consumo de la carne. Además, contiene fibra, dosis menores de carbohidratos, minerales como calcio, fósforo y hierro, y vitaminas A, B1, B2 y C.
Otra de sus propiedades alimenticias y medicinales son compartidas entre la gente de las comunidades mayas, aparte de ser un perfecto diurético ayuda a las vías urinarias, y a las personas con partos recientes se les recomienda su consumo ya que favorece la expulsión de leche materna y ayuda a disolver los cálculos renales, mientras que el té es desestresante y un recuperador de energía, endurece las uñas y, se dice, atenúa y detiene la aparición de las canas, ayuda a disminuir afecciones en la garganta, encías y lengua.
Especialistas resaltan que hay evidencias de que regula la presión y mejora la circulación sanguínea, ayuda a desinflamar venas y hemorroides, facilita la digestión, combate el estreñimiento, fortalece y limpia los pulmones, baja los niveles de colesterol malo y de ácido úrico, por lo que es recomendada para quienes padecen trastornos cardiovasculares, previene la tos, aumenta la absorción de calcio en la masa ósea, fortalece los huesos y combate la artritis, previene la anemia, mejora la memoria y las funciones del cerebro, es un apoyo contra la diabetes, contribuye a reducir el peso.
Entonces, la chaya forma parte de las valiosas herencias que heredó la ancestral cultura maya a sus hijos y actualmente forma parte de la variedad y exquisita gastronomía, y que ahora en estos días es consumido en ricos y variados platillos con su toque especial que le dan por cada una de las familias mayas, de tal forma consumir el brazo de reina, el tso’otobi chay, el che’chab chay, chaya con huevo, muestra su gran aceptación gastronómico en Yucatán.
Los expertos recomiendan que las hojas de chaya no deben ser consumida en forma cruda debido a algunos de sus componentes porque pueden ser tóxicos a los seres humanos, y señalan que su cosecha debe hacerse con guantes o bajarlo muy en la mañana o muy en la tarde.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por