Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Productores de Peto temen

Productores de Peto temen que se pierdan cosechas

“El trabajo de la agricultura cada vez es más difícil, en la actualidad es como jugar barajas sobre la mesa, es decir que puedes ganar o perder, pero no podemos alejarnos de la milpa porque de eso vivimos”, señaló Pedro Chel Chi, productor de 81 años de edad y representante de la unidad productiva Pailuch.

En sus años de juventud recuerda que el trabajo del campo era muy redituable, tan es así que abundaba todo tipo de cosechas y con eso era suficiente para vivir, sin embargo con el paso del tiempo, como consecuencia del cambio climático, cada día es más difícil lograr la cosecha.
Fuente: El Diario de Yucatán

Según su experiencia como antiguo trabajador del campo, son varios los factores que propician que no haya éxito en las cosechas.

—Los campesinos de ahora ya no son agradecidos con Dios y eso tiene sus consecuencias, recuerdo que hace muchos años la gente del campo agradecía por lo que le regalaba la tierra y hacía ceremonias mayas ofrendando lo que cosechaba.

—En la actualidad escuchamos que cada vez son menos los que creen y participan en este tipo de celebraciones, en parte esto se debe a que hay muchas religiones y eso ha propiciado que se vayan olvidando las antiguas creencias.

—El “Ch’a Chaak”, “Wajil Kool” y las rogativas eran tres ceremonias que no podían faltar cada año, eran una manera de agradecerle a Dios y pedirle las bendiciones para que haya cosechas, actualmente ya muy pocos se acuerdan de eso —agregó.

Cosecha en riesgo
Chel Chi comentó que este año a pesar de que han habido algunas precipitaciones en las últimas semanas, no son suficientes, por lo tanto todavía hay riesgo de que no haya éxito en la cosechao.

—Ya sembré dos veces y los pájaros han sacado las semillas, eso nos dice que el año no va ser muy bueno pues las lluvias no son constantes, más bien han sido erráticas y no ha sido parejas.

—A pesar de eso no perdemos la esperanza de lograr la cosecha porque dependemos de ello pero estamos conscientes de la situación.

El productor recuerda que a lo largo de su vida ha sido chiclero, durmientero, milpero y citricultor, de esas actividades ha vivido él y su familia.

Comentó que por la falta de lluvias este año los cítricos no han crecido como se esperaba, por lo tanto todo es incierto.

Aunado a todo eso, señaló que el pasado jueves que se repartió maíz a los ejidatarios, a muchos que se dedican a trabajar el campo no les tocó, entre los beneficiados había tricitaxistas.

—Decían que era para ejidatarios nada más, pero a mí en lo personal no me tocó a pesar de que le entregamos la solicitud al diputado local Marco Vela Reyes, no se nos tomó en cuenta.

—El mismo desplante nos ha hecho el diputado federal Liborio Vidal, también le solicitamos que nos apoye a reactivar nuestro sistema de riego y hasta la fecha no ha hecho nada al respecto, eso significa que no le interesan las necesidades de los trabajadores del campo que todos los días luchan por salir adelante —finalizó.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por