Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

A poner orden en los mercados

ASERCA, aconseja a los productores: Agricultura por contrato

Con incentivos a productores y compradores de granos, se está impulsando la comercialización agropecuaria. Platicamos con el Lic. Ángel Roberto Sena Muñoz, Director Regional Peninsular de ASERCA (Agencia de Comercialización y Desarrollo de los Mercados) sobre este esquema.

Ustedes son la parte intermedia entre el productor y el mercado final a donde hay que llevar los productos, garantizando el mejor precio.
Así es. ASERCA es un organismo descentralizado de la SAGARPA, cuya tarea es ordenar el mercado. Esta institución tiene dos componentes básicos:
1) La comercialización, que maneja todos los riesgos. Hoy por hoy, en una economía globalizada, lo que impera son las leyes del mercado; se hace agricultura por contrato para efectos de garantizar un ingreso aceptable para el productor. Esto significa que tenemos que comprar coberturas y colocarlas en el mercado de Chicago.
2) La promoción y desarrollo de mercados. ASERCA participa en alrededor de 60 ferias entre nacionales e internacionales; el año pasado se lograron ventas alrededor de 17 millones de dólares, con la participación de empresas de la península. Hoy traemos la Fancy Food que será en Nueva York, el PMA (Produce Marketing Asociation) en Atlanta, y la próxima, que es el mes que viene, es la ANTAD en Guadalajara.

Supongamos que me aconsejan sembrar maíz en lugar de soya o trigo… ¿Cómo funciona este contrato?
El productor, antes de sembrar, debe tener la certeza de a qué precio va a vender y a quién le va a vender; esas es una de las ventajas comparativas que establece la agricultura por contrato. En el momento, se establece un precio fix y se pacta un precio al tiempo de entrega. Hoy, el productor, antes de poner una semilla en la tierra, ya sabe a qué precio y a quién le va a vender.

Los menonitas aprendieron muy bien la lección. Ellos están conectados a la Bolsa de Granos de Chicago permanentemente.
Es cierto. Finalmente, no podemos sustraernos de la globalización del mercado. Hoy por hoy, los grandes productores de granos han incorporado su oferta a los flujos comerciales internacionales y los precios están a la baja.

Ponemos un ejemplo sencillo: estuvimos con el limón a $90 el kilo, el año pasado. Todos se dedicaron a vender limón y hoy cuesta $4 el kilo. Ahí todos perdimos.
También hay factores que tuercen el mercado. Sin embargo, en el caso de los granos básicos (arroz, soya, maíz y sorgo) la península ha crecido significativamente, tenemos presencia en los tres estados con excelentes condiciones de integración regional. Creo que pocas regiones en el país hacen convergente las condiciones para crear un desarrollo regional armónico y equilibrado. Este esquema de la comercialización se está dando de manera importante en los productores de Campeche y en los de Quintana Roo; Yucatán tiene un mercado asegurado en la industria pecuaria cuyas fortalezas hay que destacar y apoyar para que siga creciendo en beneficio de la economía.

¿Fortalezas en qué?
En la producción de aves y puercos. Esta industria consume alrededor de un millón y medio de toneladas al año.

Y seguimos sin abatir el déficit de la exigencia de mercados.
Los gobiernos estatales están haciendo un esfuerzo importante por incrementar la superficie agrícola. Yucatán ha hecho lo propio, Campeche también.

¿Cómo estamos en superficies?
En el caso de Campeche, que es el más importante, estamos hablando alrededor de 330 mil hectáreas, dedicadas a la producción de granos.

De las cuales la comunidad menonita guarda una parte importante.
Así es. La producción menonita es alrededor del 60% de la producción de Campeche.

Es decir, de 10, seis son menonitas.
Es gente de trabajo. Ellos aprovechan mucho estas ventajas comparativas del mercado. El ciclo pasado, por cuestiones de liquidación del mercado, se le entregaron a todos los productores de la península, cerca de 25 millones.

¿Qué tan difícil ha sido para los productores, particularmente de Yucatán, esta visión de negocio en el campo?
Lo que pasa es que hay una compra importante de tierras; grandes empresas están entrando a la actividad agrícola y ellos traen otra visión. La gente de aquí, lo único que está haciendo es sumarse a este trabajo.

De hecho, los empresarios que siguen dominando el ramo de la construcción, hoy están incursionando con éxito en el chile habanero… La familia Palma, Benjamín Paredes Góngora, Grupo México y otros que llegaron del norte del país. ¿Qué hace ASERCA por todos ellos?
Les garantizamos certeza en el proceso comercial. Eso es importante. Actualmente estamos abriendo ventanillas para el registro de agricultura por contrato en el ciclo otoño-invierno y en unos meses más estaremos en el primavera-verano. El gobierno de Enrique Peña Nieto no pone los precios pero sí trata de armonizar los mercados y de darle certeza al proceso comercial.

Ya no puede haber cheques de hule en esta intermediación.
Así es. Hemos impulsado la agricultura por contrato y está creciendo en la península de manera importante.

¿Usted recomendaría que antes de sembrar, aproximarse a ASERCA y saber qué destino tendrá su producto?
Sí. Lo más terrible es que un productor siembre algo y no tenga la seguridad de a quién le va a vender y a qué precio. Hoy, este esquema contractual le da esos elementos: sabe a quién, cómo, cuándo le van a pagar y la Norma Oficial Mexicana de Calidad en unidades, en granos dañados.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por