Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Acaban con la fauna de Hecelchakán

Ejidatarios de Hecelchakán, Campeche exigen a la PROFEPA castigar a los depredadores de animales de monte, varios de ellos en peligro de extinción
CHENCOHUO, Hecelchakán, Cam., 5 de noviembre.- Ejidatarios de esta comunidad, perteneciente al municipio de Hecelchakán, externaron su inconformidad ante la caza furtiva e ilegal de animales en peligro de extinción de la región.
Ejidatarios como Gilberto Poot May, Alfonso Poot May y Francisco Poot May, entre otros, pidieron la intervención de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).
Fuente: José Manrique Euán/Por Esto

Asimismo, los ejidatarios destacaron que en la región existían animales exóticos pero que poco a poco, ante la caza desmedida, han ido acabándolos con fines de comercialización de su carne y pieles, sin que nadie haga algo al respecto.
Los comuneros de Chencohuó destacaron que cuando estos cazadores furtivos, procedentes de Dzotchén, realizan sus famosas batidas (caza de grupos de 15 o 20 personas), entran sin permiso a los ejidos de Xchan, Alazán, La Rusta y Chencohuó, acabando con todo tipo de animal que se les atraviese como venados, armadillos, conejos, tepescuincles, faisán, codorniz, tigrillo y pavo de monte.
armadillo_0_1

hqdefault

tigrillo-08

venado-parado

Lo anterior lo efectúan desde hace varios años, por lo que están acabando con la fauna que ya se encuentra en peligro de extinción, debido a la caza inmoderada de la misma.
También destacaron que es una lástima que los cazadores furtivos, en su afán de obtener ganancias con las ventas de la carne y pieles de estas especies, ocasionan que varias se encuentren en peligro de extinción; por lo que es importante que las autoridades actuales tomen cartas en el asunto y solucionen esta problemática que existe desde hace varios años.
Anteriormente ya se había puesto una demanda contra estas personas inconscientes, pero sólo se les llamó la atención por el delito que estaban cometiendo aunque no les importó, ya que sólo se detuvieron por unos cuantos meses y de nuevo comenzaron con la caza desmedida, invadiendo terrenos de las distintas comisarías.
Aunque las autoridades ya tienen conocimiento de este daño al medioambiente no se ha logrado evitar que estos cazadores furtivos se detengan, e incluso algunos de ellos ejecutan la caza por diversión, por lo que se solicita el apoyo de la Profepa para investigar y tomar las acciones necesarias para proteger a las especies que disminuyen día a día.
Por último, destacaron que hacen responsables a las autoridades en turno de los enfrentamientos que se puedan registrar ante su nula intervención para poner un alto a estos cazadores, quienes no miden las consecuencias cuando se les encara por sus acciones, pues ellos no permitirán que continúen arrasando con la fauna de la localidad, puntualizaron los hombres del campo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por