Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Agradecen a la madre tierra

DZITÁS.— Integrantes del colectivo Chuk Je’el (Buscando responsables), consejeros de sabiduría, campesinos y asistentes de la comunidad efectuaron en la tradicional ceremonia “Ch’a’cháak” para agradecer a la madre tierra por lo que les ha dado.

Generalmente los campesinos realizan cada año el ritual “Ch’a’cháak” para pedir lluvias que beneficien las cosechas de cada año.

Participaron los jóvenes Jesús Alejandro Salazar Chay, Jhosely Guadalupe Cauich Yam, Néstor Alonso Coba May, Jesús Fernando Hau Uitzil, Misael Gustavo Mex May, Fernando Coba Mex, Carlos Chablé, Sergio Chan Cauich y Carlos Tun.ADVERTISING

La ceremonia se inició con la construcción del altar, que debe colocarse al lak’in (oriente), con maderas y hojas de la planta nativa del ja’abin o piscidia communis. En el altar se representan los niveles del mundo: cielo, tierra e inframundo.

Al inicio del ritual se hace entrega del santo vino o balché, que representa la sangre maya y se elabora con la corteza de un árbol nativo del mismo nombre, donde se agrega agua, miel y en ocasiones aguardiente.

En cada punto cardinal y en el altar se colocan cruces, que representan a los cuatro cargadores del espacio llamamos Bacabes y al centro a Hunabku o Ajaw (un solo Dios o Gran Señor).

Posteriormente se entrega el sakab, en el que el ser humano ofrece su cuerpo en forma del maíz con el que fue creado.

Última etapa

En la tercera etapa se entrega la mesa nuevamente, pero antes se saca el pib.

En esta última entrega el sacerdote maya comienza con el agradecimiento.

En la entrega de la ofrenda se les amarran los pies a cuatro niños, que harán el papel de sapitos y permanecerán en cada esquina del altar. Los integrantes del colectivo agradecieron a Luis Alfonso Petul Cuxim, investigador de la cultura maya, quien relató la ceremonia tradicional.— j.c.p.k.

.-Con información de Diario de Yucatán

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por