Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Alimentos del mar, hacerlo bien y lograr riqueza local

Especial Rural MX

En días recientes en el programa Riqueza Local, a través de la señal de RadioYucatánFM.com.mx, el Ing. Fernando Poblano sostuvo una plática con un personaje que comercializa nutritivos productos del mar.

Oriundo de Mazatlán, Sinaloa, lugar marisquero por excelencia en donde se hizo experto en la preparación de camarón, Manuel Alfredo Saracho toma mano de las recetas familiares para mejorarlas y llevarlas a sus clientes. Hoy, forma parte del Mercado de la Tierra Mérida Norte, localizado en el parque de la colonia Gonzalo Guerrero, en el cual todos los sábados presenta deliciosos mariscos envasados al alto vacío con el nombre de ‘Manjares del Mar’.

Hace seis meses que empezó con este proyecto y ha tenido gran aceptación entre los compradores. Esto no es fortuito, pues siempre le ha gustado trabajar y la experiencia con la que cuenta lo ha llevado a hacer las cosas bien,  siempre con miras a generar riqueza local, por lo que acudir con él abre las puertas a la confianza de comprar un producto bien elaborado.

Don Alfredo menciona que siempre le llamó la atención el concepto del Mercado de la Tierra no solo por la variedad de productos saludables que se ofrecen, sino también porque le llena de vida conocer a más gente los fines de semana, como los productores: Detrás de cada producto del mercado está detrás la historia de la persona que se dedica a producirlo, menciona.

Y es que justamente esa es la intención con la que fue creado este espacio: ser local, apoyar a los pequeños productores con una plataforma donde puedan vender su propia producción a precios justos, y donde el consumidor recibe un producto fresco, sano y limpio.

Cabe mencionar que los productos de don Alfredo, al igual que el de todos los participantes del mercado, están correctamente verificados. En el caso de ‘Manjares del Mar’, un Doctor del Instituto Tecnológico de Mérida fue el encargado de certificar y evaluar el agua que se utiliza, el tipo de sal, de aceite y en sí, todo el proceso, pues éste debe ser con base en las especificaciones que se solicitan en el mercado.

Ahí tiene, amigo lector. Sin duda alguna vale la pena que se dé una vuelta a este espacio para conocer cara a cara a los productores, además de tener la confianza de que se estará llevando a casa alimentos saludables y verificados.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por