Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Animales en miniatura que los niños pueden acariciar

Ponylandia

Un espacio para la interacción entre familias y niños con el mundo animal es el que hace 11 años abrió Carlos Enrique López Rejón: la granja interactiva Ponylandia, ubicada en Mocochá, sobre la carretera federal Mérida-Motul kilómetro 15.

¿A qué se refiere cuando dice granja didáctica?
La llamamos granja didáctica e interactiva porque los niños no solamente aprenden de especies nuevas, también pueden tocar a los animales. Lo normal en un zoológico es que te muestran todas las especies pero en un 90% no pueden tocar a los animales; en este caso no, es un 10% de los animales que no pueden tocar, como el búfalo escocés o como el jack tibetano, porque son animales que por su envergadura son más difíciles de manejar, aunque sí los pueden alimentar. Todo lo demás, caballitos miniatura, caballitos minitoy, borregos de cuatro cuernos de Escocia, criamos cerditos minipigs y vietamitas, así como cabras miniaturas africanas. También buscamos que los animales estén y se queden con personas que tengan el compromiso de cuidarlos.

¿Cuál ha sido la respuesta de los padres de familia?
La experiencia que los papás tienen de Ponylandia es algo maravilloso. La gente que va nos recomienda con otras personas, con otros papás y van llegando a la granja más por recomendación que porque nos anunciemos, porque se sienten contentos de poder ver animales que nunca han visto y porque los pueden tocar.

¿Qué tan fácil es tener un cerdito minipig y su limpieza?
Tener un cerdito minipig o vietnamita es incluso más fácil que tener un perro, hasta en su limpieza. El perro hace sus necesidades en todos lados, el cerdito lo hace en un solo lugar: está comprobado que desde la primera vez que lo haga, siempre lo hará en el mismo lugar. No están en contacto con sus necesidades, no tienen glándulas sudoríparas y por su naturaleza no van a apestar. Además, al estar dentro de las casas o un lugar techado, no necesitan estar mojándose, porque la humedad del piso frío es más que suficiente.

¿Su alimentación es cara o difícil de encontrar?
Para nada. Hay un alimento que se llama mantenedor y es el que hay que darle para que no crezca; también se le puede dar alimento de perro, el que tenga menos proteína (para que no crezca). Su tamaño tiene que ver con una selección genética donde elegimos a los cerditos más pequeños en cada camada, pero también influye mucho su alimentación.

¿En qué precio oscila este animalito?
Tratamos de irnos por lo que muestra el mercado en mascotas. Si un cerdito minipig, en Minipigs México, que es una empresa de México, cuesta entre $18 mil y $20 mil, nosotros los damos en $12 mil.

¿El animal no muerde?
Nosotros le damos manejo de granja y tratamos que cuando están pequeños, los ponemos en el recorrido didáctico de los niños para que se vaya acostumbrando a las personas, pero creo que el mejor manejo es el que se les da en casa, porque pueden presentar cierto nerviosismo, aunque en tres días se acostumbran.

¿Necesito algún certificado para el cerdito?
No. Son cerdos y no tienen ningún problema. Lo único es que deben ser nacidos en Yucatán por el cerco fitosanitario y por ser zona porcícola. Nuestros animales están completamente sanos, reciben desparasitación y vacunas. El cerdo vietnamita es un cerdo tan rústico como el cerdo pelón yucateco; es resistente a todo tipo de clima, no es vulnerable a las enfermedades, es inteligente.

¿Es inteligente al nivel de un perro?
De hecho está considerado con la misma inteligencia del delfín. Por eso recomendamos a nuestros clientes cuando nos compran un cerdito, tratar al animal sin mucho consentimiento y que cuando quieran enseñarles algo, sean muy firmes con ellos, pues el animal es tan inteligente que termina dominándote.

¿Uno tiene que ir a Ponylandia para poder estar en contacto con los animalitos o qué otras maneras hay?
Lo mejor es poder ir a Ponylandia, porque el lugar está acondicionado para que familias y escuelas lleguen; fin de semana tenemos visitas familiares y entre semana recibimos a escuelas, pero también damos servicios a fiestas infantiles.

¿Qué precio tiene la visita?
La visita escolar está en $80 niños y $60 adultos, maestros y maestras no pagan, con su credencial. Las visitas familiares las cobramos a $90 niños y $70 adultos. En ambos casos, incluye un recorrido con guía, canasta de alfalfa y paseo en pony. Ponylandia se está volviendo un ícono en las familias yucatecas que van a Xmatkuil, a Expocampo.

¿Este tipo de actividad puede servir como terapia?
Claro. En Estados Unidos las granjas didácticas se han implementado en cárceles, en lugares donde se da terapia asistencial a niños con problemas de violencia intrafamiliar, porque se les da un animalito para que cuiden y se comprometen con él; no sólo les sirve como terapia ocupacional, sino que les da un sentido de responsabilidad.

Y más que son animales poco comunes.
Ese es uno de los puntos importantes. Después de nosotros han surgido otras granjas didácticas que no han querido invertir, más que dinero, esfuerzo. Traer cabras miniaturas y trabajar porque se adapten aquí, ha sido difícil; no somos egoístas y ofrecemos nuestros animales a la gente que quiere dedicarse a eso, para que abran sus granjas, pero quieren dedicarse a animales de la región y no es el mismo ímpetu de la gente, porque quieren ver algo diferente. Nosotros hemos traído animales únicos, que no sean animales silvestres ni en peligro de extinción, sino más bien que sean comunes pero en otras regiones, como el jack tibetano, que es un bovino del Tíbet que los tibetanos tienen como su fuente de ingresos, de transporte y de alimentación.

La experiencia de estar en Ponylandia ¿es accesible?
Sí, es menor a $100 y no tiene límite de tiempo. Si llegan a las 10:30 AM que abrimos y se quieren ir a las 4 PM, pueden hacerlo; sólo si quieren un paseo adicional en pony, ese sí se cobra. Ya pronto contaremos con restaurante, donde vamos a poder tener comidas y campiranas para que las familias puedan quedarse todo un día.

¿Cuál es el horario?
De 10:30 AM a 4:30 PM sábados y domingos. Y las visitas escolares son de 9 AM a 1 PM, entre semana.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por