Aprender de las experiencias

 

Nadie sabe todo, todos sabemos algo

Por Jorge Alanis Zamorano

 

Educan para generar mejores oportunidades a las comunidades indígenas, sobre todo a las más marginadas, ese es el objetivo de C.E.D.E.S (Centro Educativo para el Desarrollo Sustentable A.C.), encargado de un programa de la FAO cuyo enfoque es asesorar, capacitar y diseñar proyectos junto con pequeños productores para incrementar la cantidad de alimentos que se producen en sus regiones. Han trabajado en Chihuahua, Chiapas, Jalisco y actualmente en la Península de Yucatán. Dice el Lic. Eduardo López Salcido “trabajamos con grupos organizados o con las comunidades mismas, la misión es que obtengan los mejores resultados”.

 

¿Cuál es la mejor forma de influir en sus técnicas de cultivo?

Lo importante es dialogar sin negar el conocimiento de muchísimos siglos acumulados; es un intercambio, conozco y aprendo de ti y te ofrezco lo que traigo, el enfoque es: “nadie sabe todo, todos sabemos algo”, se pone en juego el conocimiento de ambas partes, serles útil, sin imponer una visión.

 

¿Cómo ha sido su experiencia en el trabajo de campo?

No dejo de sorprenderme y de enriquecerme en cada comunidad. Los campesinos están abiertos para lo nuevo y salir con éxito, sin embargo, no negamos la realidad: el joven casi no está optando por ser campesino, el trabajo intenso de la tierra es algo no deseable, hemos creado el imaginario de “no se puede vivir del campo”, por eso es vital educar para que mejoren su entorno.

 

¿Cuáles son las principales líneas de acción?

El diálogo donde se clarifiquen las intenciones. Llegamos a la comunidad por medio de sus esquemas tradicionales de organización, les presentamos el proyecto, analizamos el proceso en conjunto, reflexionando para optar por las mejores decisiones.

 

¿Qué analizan y reflexionan?

Las estrategias e ir aterrizándolas con cosas muy prácticas y específicas. Ejemplo: Si ya no llueve como antes ¿cómo tener agua disponible? Pues vamos al subsuelo; pero no hay luz cerca, bueno metemos paneles solares… y así vamos formando alternativas con base a una realidad y cómo la ciencia y la tecnología aportan algunas respuestas a las necesidades.

 

¿Qué falta a los distintos niveles de gobierno para apoyar a esta gente?

Políticas públicas que embonen con los programas del campo, diseñadas especialmente para la pequeña agricultura o familiar, con disponibilidad de hasta 5 hectáreas para producir.

Facilidades de acceso a los programas de pequeños o grandes presupuestos. Entender y cumplir con el reglamento es complejo, no consideran que la agricultura familiar es la que genera la mayor parte de los alimentos, las ideas asistenciales de regalar insumos ya no es la forma, hay que mirar integralmente un proyecto local y acompañarlo.

 

Lic. Eduardo López Salcido/C.E.D.E.S A.C.

Contacto:

cedesac1@gmial.com       9999554981

 

Deja una respuesta

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>