Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Aprovechan lluvias en Tahdziú y Tzucacab

Las lluvias que han caído en los últimos días han sido un alivio para los apicultores debido a que ayudarán a que los árboles comiencen a florecer, señaló Demetrio Valle Canté, apicultor del municipio de Tahdziú, quien indicó que espera que haya más precipitaciones.

Dijo que la temporada de sequía afectó a la actividad, y estas lluvias ayudarán a que se inicie la floración de los árboles grandes y en las próximas semanas podrían comenzar a cosechar, aunque hay apicultores que esperarán a que se recuperen sus colmenas.

“Si las lluvias continúan cayendo pronto habrá miel, pero esperamos que también mejoren los precios porque en los últimos años han caído mucho y eso nos afecta”, agregó Valle Canté.

“Somos muchas las personas que dependemos de la actividad”.

Complicaciones

El productor recordó que recientemente han pasado apuros por el bajo precio del dulce, incluso no hubo demanda.

“En algún momento se dejó de comprar la miel, cuando llevábamos la cosecha al centro de acopio teníamos que dejar el producto y esperar a que posteriormente nos paguen.

“Ojalá que eso no suceda este año y la miel se venda conforme vayamos cosechando porque nuestras familias dependen de los ingresos que vayamos generando de esta actividad.

“Con la contingencia que hay son más difícil las cosas y por eso esperamos que podamos desplazar la miel a un precio justo”.

Tarea laboriosa

Valle Canté señaló que el trabajo de un apicultor es difícil, pues cuando hay escasez de floración tienen que ver la manera de alimentar sus colmenas y también tienen que protegerlas de parásitos como varroa y el escarabajo.

“A pesar de las dificultades que hemos tenido, hemos estado trabajando para poder salir adelante y esperamos que las lluvias sigan, porque eso beneficia directamente a la actividad”.

En Tzucacab, pequeños ganaderos señalaron que las lluvias recientes son benéficas para la ganadería, ya que favorecen a que el pasto se recupere.

Productores de ganado bovino y ovino explicaron que durante esta temporada de sequía pasaron serios problemas por la falta de forraje y tuvieron la necesidad de comprar ramón.

Dijeron que a principios de marzo pasado se podía comprar hasta en 50 pesos una mata de ramón de tamaño regular o grande, pero en abril su precio aumentó hasta tres veces debido a la gran demanda de la planta.

Agregaron que las tres lluvias que cayeron el pasado fin de semana fueron las mejores de las recientes fechas, y el pasto ya comienza a recuperarse poco a poco.

Por su parte socios de la Asociación Ganadera Local (AGL) dijeron que con la llegada de la primera remesa de alimento que solicitaron a la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder) se refuerza la actividad ganadera, y eso ayudará a esperar a que el pasto se recupere.

Nemencio May Uicab, presidente de la AGL, dijo que el pasado martes 5 llegó la primera remesa de alimento y hoy jueves llega otro envío igual, además que ya se realizó el pedido de melaza para alimentar a las reses.

“Este alimento será de gran beneficio para mitigar los efectos de la sequía por la que atraviesan los ganaderos”, apuntó May Uicab.

 

 

Fuente: Diario de Yucatán.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Lo más nuevo

Síguenos en Facebook

Patrocinadores

Contador de visitas:

Hoy: 1
Total: 227663

Diseño web por