IMG_2526

Casa Colibrí

Aquí se fortalece la identidad y se lucha contra todo tipo de violencia

Por Jorge Alanis

Comprometida con su origen e identidad maya, basada en la filosofía de practicar los conocimientos adquiridos y ponerlos al servicio de mujeres que viven situaciones de violencia, la doctora María Candelaria May Novelo abre el Centro Cultural de Derechos Humanos “Casa Colibrí”, lugar habilitado con la ayuda de compañeras que se encuentran en el ámbito de la educación e interesadas en sumar esfuerzos y voluntad con la finalidad de aportar dignidad a otras mujeres. Ella le dice a su gente que vale más ser responsable con uno mismo, evitar la violencia y mejorar la cultura de paz.

¡Salir del abismo y de la queja a la acción!

¿Por qué surge Casa Colibrí? Ella nos señala “he vivido distintos tipos de violencia desde niña, algunas que no me atrevo mencionar. Laboro en la Secretaría de Educación por lo que tengo contacto con gente que sufre esa situación, esto me ha llevado a crear un sitio para promover la defensa de los derechos humanos, educación integral de la sexualidad, así como generar procesos de desarrollo, psicología positiva, favorecer el enfoque intercultural y todo lo que sea saludable y provechoso para las personas que acuden a Casa Colibrí. Es una inversión que vale la pena hacer ya que una mujer empoderada en el ejercicio de su persona generará espacios positivos en su casa, ayudará a que existan hijos que se sientan amados, así podemos lograr una mejor ciudadanía. Es ejercer nuestro derecho a la felicidad y vivir de mejor manera”.

 

Un ser humano feliz requiere de una infancia feliz

Como directora de una escuela primaria en una comunidad maya, desde el primer día manifestó su interés de servir con pertinencia lingüística y cultural a los niños de Dzitnup, comisaría de Valladolid. Busca fortalecer la identidad maya, las prácticas rituales, productivas y alimenticias, actividades importantes en la agenda escolar. La escuela cuenta con autonomía de gestión y espacios para que los niños vivan esos procesos que fortalecen su identidad. Nos dice la Dra. May “siempre he pensado que un ser humano feliz requiere de una infancia feliz, estar seguro de dónde viene y me interesa mucho que los niños mayas de Dzitnup sepan que son muy valiosos y el ser maya es suficiente para darle todo el valor a su persona”.

 

IMG_2535Los padres de familia poseen un cúmulo de conocimientos que ponen al servicio de los alumnos, no importa si no saben leer y escribir, ellos narran historias, platican acerca de la milpa, de cómo cuidan a las abejas y producen la miel, cómo en casa se elaboran las tortillas, y demás aspectos que quizá para otras personas no pudieran tener valor, pero ayuda a darle otra mirada a las cosas que suceden en la comunidad por eso pugna a que les hablen a sus hijos en lengua maya y que en los espacios del recinto escolar sean ocupados por plantas como calabaza, chile, maíz, camote, yuca. Prácticas productivas como es la milpa o la siembra del solar para que los niños se den cuenta que ese tipo de alimento es el que deben consumir y dejar a un lado los alimentos procesados que mucha incidencia existe en poblaciones mayas en detrimento de la salud de los niños y sus padres.

Deja una respuesta

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>