Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Cazarán vampiros chupa sangre en ranchos del Sur

A partir de este martes, trabajadores del Comité de Sanidad Animal se convertirán en “cazavampiros”, como parte de una campaña especial de captura de murciélagos hematófagos en ranchos de Peto y Tzucacab.
Esta campaña se hará a raíz de dos casos de derriengue que se han confirmado en ranchos de la comisarías de Tóbxila, Peto y Catmís, comisaría de Tzucacab.
El derriengue es una rabia bovina que es transmitido por los murciélagos al “chupar” la sangre de vacas y caballos de los ranchos.
De acuerdo con el presidente de la Asociación Ganadera Local de Peto, Juan Canché Estrella, los “cazavampiros” acudirán primero a ranchos de Tóbxila, Justicia Social y Catmís.
Las brigadas trabajarán en estos días en por lo menos 20 ranchos en esas tres comunidades.
La captura de los vampiros no se realiza clavándoles una estaca en el corazón, como en las películas, sino que se usan redes especiales para atrapar los.
De acuerdo con el francés Remi Achat, quien junto a su equipo de trabajo se dedica a atrapar murciélagos en cualquier parte del mundo, los murciélagos contra lo que se cree no chupan la sangre de los animales. Lo que hacen es clavar sus filosos colmillos en la piel, y cuando la sangre empieza a manar, la lamen.
Beben hasta saciarse y muchas veces no pueden volar de regreso a sus guaridas de tan pesados que están. Deben esperar hasta empezar la digestión o vomitar la sangre bebida para poder volar.
Se colocan grandes redes alrededor de las reses y aguardan. Cuando cae un murciélago pequeño en las redes lo sueltan, pero si es grande le untan el cuerpo con una pasta anticoagulante-venenosa y lo sueltan. Como la sangre les chorrea por la boca se mezcla con la pasta.
Cuando el murciélago regresa a su cueva, los demás de su especie, ávidos le lamen la sangre que tiene en su cuerpo y así se envenenan.
Si son hembras, éstas después regurgitan la sangre en la boca de sus crías y así estas se envenenan también. En algunas áreas de Nicaragua y México los murciélagos atacan hasta a las gallinas y a los niños.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Lo más nuevo

Síguenos en Facebook

Patrocinadores

Contador de visitas:

Hoy: 1
Total: 213237

Diseño web por