images

Cerdo pelón podría tener genes del cerdo ibérico

El conocido cerdo pelón yucateco o cerdo indio de Yucatán podría tener genes del cerdo ibérico de Portugal y España; es por ello que se llevan a cabo estudios genéticos para corroborar esta hipótesis y, en su caso, buscar la “Denominación de origen del cerdo ibérico de la península de Yucatán”.

 

Manuel Carrera Campos, doctor en producción animal de la Universidad Complutense Madrid, España, y Raúl Sansor Nah, profesor de CBTA 14 en Tizimín, ambos productores de cerdo pelón en este municipio, acompañados del joven productor Giovanni Ceballos Chi, relataron a POR ESTO! la importancia comercial del cerdo ibérico, su alto valor, sabor y calidad, así como la similitud visual de los cerdos ibéricos con los llamados cerdos pelones de Yucatán.

 

Consideraron que los actuales cerdos pelones descienden de jabalíes que se domesticaron; estos animales tienen la habilidad de transformar la grasa en músculo, que los chefs de alta cocina llaman marmoleado y que es de un sabor sin igual.

 

Carrera Campos recordó que fue en el año 1519 cuando los primeros cerdos ibéricos entraron a México, todos procedentes de Extremadura, España: “500 años después, esos cerdos están vivos y están con nosotros”, dijo.

 

Explicó que los cerdos pelones yucatecos han sido llamados así, sin tener la conciencia de que no son oriundos de aquí, sino que fueron introducidos por los españoles durante la Conquista.

 

“Al darle el nombre local, sólo logramos que se vea parco, indio, corriente, como un cochino de menor valor. Lo importante es que no inventamos, sino que le demos el nombre correcto a la raza y que si está vinculado con el cerdo ibérico, entonces que se le dé el máximo precio del mercado, porque de los mejores sabores del mercado son los del cerdo ibérico”, resaltó Carrera.

 

Ejemplificó que un jamón de cerdo ibérico, engordado con bellota, se vende en más de 6 mil pesos el kilo en Playa del Carmen y 2,200 pesos el kilo con grasa y hueso.

 

Recalcó que esos precios son cuando se crían y se engordan como los españoles (y portugueses que tienen la denominación de origen), quienes llevan al animal al punto de la excelencia y al alto valor.

 

Un diamante sin pulir

Carrera, quien es productor del llamado cerdo pelón en la comisaría de El Edén en Tizimín, consideró que en el Estado se tiene un diamante sin pulir y que no ha habido justicia histórica, pero se puede tener mejor beneficio una vez que los estudios de genética del llamado cerdo pelón se comparen con los del cerdo ibérico.

 

“Para confirmar que es un cerdo ibérico hay 3 pilares: la evidencia física, en la que prácticamente son idénticos; la parte genotípica, que se verá con los estudios, y la fenotípica; yo como doctor en producción animal me di cuenta del parecido de estos cerdos con los cerdos ibéricos desde 3 o 4 años y hemos, en conjunto con Raúl, impulsado la producción, porque hace 8 años ya no había cerdo”, dijo Carrera.

 

Así nació la Asociación de criadores de cerdo ibérico de la península de Yucatán, en la que participan Raúl Sansor, Carrera y 13 productores más, que están organizados en este municipio, para un total de 15.

 

“Hace 3 años hubo un congreso en Mérida al que asistió un representante del cerdo ibérico de España, (el gobierno español y el portugués tienen la raza con 7 variedades, que son 2 negras, 1 lampiña (que son los ancestros de nuestros actuales cerdos) y al discutir con él el parecido de nuestros cerdos, se arrancó con que tienen protegida su denominación de origen desde hace 30 años, porque hubo italianos y americanos con cochinos que empezaron a reproducir y los españoles pidieron la denominación de origen.

 

“Nosotros a diferencia de Italia y Estados Unidos no fuimos por cerdos a España, los cerdos los trajeron los españoles hace años, nosotros somos de Iberoamérica y nuestro derecho es de ibéricos”, dijo Carrera.

 

Lo dirán los estudios

Raúl Sansor y Manuel Carrera recordaron que fue hace un año que el Gobierno del Estado ofreció financiar los estudios genéticos.

 

“Los estudios genéticos dirán y definirán si este cerdo es el mismo o si se trata de la 8ª variedad; ellos tienen 7 variedades, tal vez ésta sea la octava. La Secretaría de Investigación, Innovación y Educación Superior (SIIES) pagaría los estudios y sabemos que se están realizando los estudios y se tendrían este año; participamos 15 productores de Tizimín con nuestros animales para que sean estudiados”, dijeron.

 

Recordaron que fue en el 2017 cuando el titular de la SIIES, Raúl Godoy Montañez, ofreció el apoyo para que los estudios de genética los haga el Dr. Ángel Sierra y participaría Clemente Lemus, que tiene estudios sobre la similitud del cerdo que hay en Yucatán con el ibérico, y que es un investigador reconocido a nivel mundial en estudios genéticos de la especie porcina, además de que pertenece a la Academia Mexicana de la Ciencia.

 

Comentaron que para los estudios también participan los productores y los académicos, por lo que no es un trabajo único del gobierno.

 

“Con los mejores resultados de la genética se hará la fundación del libro genealógico en Tizimín, ya tenemos los aretes para marcar a los animales”, dijeron.

 

Producción

La producción de los 15 productores de cerdo pelón en Yucatán es de 6 destetes en promedio por vientre y entre todos tienen 300 hembras.

 

Relataron que venden 25 cerdos a la semana entre Yucatán y Quintana Roo. Se trata de lechones de 10 kilos que venden en canal y algunos en cortes como piernas, paletas y lomos.

 

“Queremos lograr un sistema de producción por etapas y que sea una nueva industria para Yucatán; lo primero es la marca colectiva y el que cumpla se beneficia”.

 

Recordaron que fue el 14 de diciembre del año pasado que se llevó a cabo el taller de marca colectiva para el cerdo ibérico de la península de Yucatán, organizado por la SIIES en el Parque Científico Tecnológico.

Lo impartió Martha Mendoza Urcelay del IMPI, funcionarios de Seder y SIIES.

 

“Tenemos un promedio de 200 canales al mes y el mercado pide más, pero no tenemos; este cerdo se engorda diferente, muchos creen que es indio y no requiere cuidados y no es así. El cerdo americano en 5 meses logra 100 kilos; este cerdo en más de un año llega a los 100 kilos, llevamos parámetros productivos. Hoy el precio de venta es de 150 a 180 pesos el kilo. Muy lejos del valor del cerdo ibérico”, dijeron.

 

Estos productores logran en 3 meses que los animales lleguen a 10 kilos a base de frutas, verduras y yerbas.

 

Reconocieron que existen 3 agrupaciones de productores de este cerdo y que han convocado para unirse en uno mismo para ir por la denominación de origen o la zona geográfica del cerdo ibérico, si las coincidencias genéticas son reales.

 

Granjas

POR ESTO! recorrió las tres granjas de los productores en X-panbihá, Sucopo y El Edén, todos en Tizimín.

 

La granja el Hormiguero, de Raúl Sansor y su esposa tiene 100 vientres y 200 animales que llaman flotantes, por ser lechones o estar en engorda.

Los animales en corral son las hembras con sus crías para que amamanten, y el resto de los animales están sueltos, cuentan con corrales, un área techada donde hay alimento y agua.

 

“Nosotros tenemos en corral solamente a las hembras con crías, no están en piso de concreto, no hay encharcamientos, ni derrame de agua, el agua es para tomarla y el resto está en total libertad.

 

“En el corral están 60 días y luego todos salen. Les damos tortilla, fruta, pasto, maíz y el tiempo de gestación es de 114 a 116 días más dos de lactancia y las hembras tienen dos partos al año. La edad de reproducción es cuando llegan a los 70 kilos, unos 9 meses de edad”, explicó Sansor, quien también se dedica a la cría y engorda de borregos.

 

Recalcó que los cerdos están en un sistema de ganadería, y la reproducción es libre: “este manejo es de alto grado de pureza”, dijeron.

Mostraron los aretes para los animales, una vez que se tenga el estudio de genética.

 

En Sucopo, Giovani mostró en la granja “Los flameó Yanes” una hembra con características muy similares al cerdo ibérico, por su tamaño y las orejas hacia adelante. Esta hembra tiene año y medio de vida y lleva 3 partos.

 

Y en El Edén, en el rancho Yaaxkaaj, Manuel Carrera mostró el prototipo de crianza libre de estos cerdos, que aprovechan una hondonada del rancho, donde los cerdos se enlodan y refrescan.

 

“Viven libres, suben y bajan a refrescarse, a enlodarse y la marrana en calor está lista para el macho en un ambiente natural y abierto; es un punto medio silvestre y se alimentan de las plantaciones que hay, de pastos nopal, cáscaras de naranja.

 

“Las hembras y crías también están en corrales para la lactancia y tengo 50 hembras, no buscamos volumen, sino la denominación de origen, que los estudios muestren la genética de este cerdo y cuando estén listos, entonces ahora sí a producir en volumen”, concluyó Carrera.

 

Fuente POR ESTO!

 

 

 

Deja una respuesta

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>