Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Consumimos plásticos

Por: Jacinto Cenobio (productor del campo)

Nuestra dieta puede que incluya microplásticos en partículas contenidas en numerosos comestibles de origen animal, que en el caso de la Península de Yucatán se da a través de pollos y gallinas, señala la especialista Esperanza Huerta Lwanga, investigadora del Departamento de Agricultura, Sociedad y Ambiente del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur).

La investigadora define a los microplásticos como partículas de plástico menores a cinco milímetros, encontradas en el suelo de todo el mundo y claro, nosotros no nos quedamos atrás.

Dice que por ser tan pequeños nos es difícil detectarlos y que los animales los ingieren accidentalmente al alimentarse de vegetación, semillas o microorganismos.

Los microplásticos se acumulan en los cuerpos de los animales entrando directamente a la cadena alimenticia pasando del animal al plato donde se encuentra nuestro alimento cocinado.

La investigadora Huerta Lwanga calcula que en México se puede consumir en promedio 840 partículas al año lo que puede ser un problema de salud.

¿Y cómo llegan al suelo las dichosas partículas? Pues por el inadecuado manejo de los desechos, la quema de basura y en los sistemas agrícolas donde utilizan los acolchados de plásticos (mantas con las que cubren los cultivos y que además son muy grandes) al final de todo, el polímero queda acumulado en el suelo.

Es importante darnos cuenta que al campo también se contamina en gran medida, pensemos antes de hacer algo que ponga en riesgo nuestra vida en corto o largo plazo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Lo más nuevo

Síguenos en Facebook

Patrocinadores

Elaboración de Páginas Web

Por solo $2,990

Si estás en Yucatán y necesitas llegar a más gente en el mundo digital...
¡Este servicio es para ti!

Diseño web por