Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Contrabandaje de ganado, tan fuerte como el tráfico de drogas

El diputado Miguel Alonso Riggs Baeza de la bancada del PAN en la Cámara Baja, consideró que el contrabando de ganado provenientes desde Centroamérica es tan fuerte como el tráfico de personas y de drogas, sin embargo, el apoyo para el sector ganadero nacional por parte de las autoridades es “absolutamente nulo”, por lo que lanzó un enérgico llamado al Gobierno Federal para ponerle un alto.

En esto coincidió Juan Gay Gutiérrez, director general de Salud Animal del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica,) al afirmar que para mejorar los mecanismos y frenar la entrada de semovientes ilegales se debe contar con el apoyo de la Secretaría de la Defensa (Sedena), de Marina (Semar) y  la Guardia Nacional.

El contrabando de ganado en Centroamérica, un problema de las últimas tres décadas

Durante una reunión sostenida de manera remota con la Comisión de Ganadería de la Cámara de Diputados, Gay Gutiérrez explicó que este es un problema que se ha acrecentado en los últimos 30 años, del cual derivó la entrada de hasta 800,00 animales centroamericanos al año; mismo que se busca resolver a través del acuerdo firmado entre México y Guatemala a finales de 2019.

Al respecto, el legislador Eduardo Ron Ramos, dijo que dicha política entre ambos países se ha visto influenciada por los engordadores, lo que ha llevado a los productores bovinos, desde los pequeños hasta los grandes, a sentir que las autoridades no están viendo por ellos.

Expuso que a esto se suma el recorte presupuestal al Senasica de 75%, lo que representa una amenaza para la sanidad ganadera, por lo que adelantó que se reunirían con los representantes estatales de las organizaciones oficiales encargadas del tema sanitario, al considerarlo un asunto de seguridad nacional.

Legisladores piden acciones contundentes

Por su parte, el diputado de Morena, Roque Luis Rabelo Velasco, comentó que si bien la demanda de carne actualmente es reducida por la contingencia, una vez que las industrias hotelera y restaurantera retomen sus operaciones en México ésta crecerá, lo que propiciaría la entrada de las reses ilegales.

Carmen Mora García, del mismo partido, expresó que entre los ganaderos existe la duda de si la importación de las reses extranjeras afectará los precios de sus animales que “de por sí están muy mermados” y también se han visto impactados por la pandemia.

Mientras que Juan José Canul Pérez, del PRI, aseveró que es necesario imponer un “costo extraordinario” a la importación de semovientes para aminorar el daño que esto provoca a los pequeños y medianos agremiados.

.

Fuente: Ganaderia.com.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Lo más nuevo

Síguenos en Facebook

Patrocinadores

Contador de visitas:

Hoy: 1
Total: 214516

Diseño web por