¿Cuál de los dos Mauricios?

¿Acaso les interesa el campo?

 

Como a muchos, la selección del candidato del PRI al gobierno del Estado me sorprendió; la rumorología y los análisis de los que dicen que saben, mandaban señales diferentes, pero al final del día, las cosas son como son y quedó Mauricio Sahuí.

 

Por el lado del PAN no hubo sorpresa, el otro Mauricio ni se despeinó para obtener la candidatura, esa bola cantada tuvo pocas complicaciones “de parto”.

 

En ambos casos, lo sorprendente y digno de encomio es la categoría con que los no favorecidos aceptaron los resultados, lo que habla de gran cultura política, educación, madurez y congruencia de todos los involucrados y sólo por eso me parece que la ciudadanía debe congratularse.

dzunun1

De análisis político hasta aquí, ahora al grano…

 

¿Cuál de estos señores saben de campo?

La respuesta es muy sencilla, ninguno de los dos, asunto comprobable con sólo leer su currículo vitae en Internet y no es una ofensa, es simplemente la realidad y con franqueza hay que decir que no tienen por qué saber de agricultura o ganadería, pesca o silvicultura si han dedicado su vida a otras actividades siendo que ambos estudiaron abogacía y enfocaron su vida a la política. Su mayor problema será seleccionar a alguno que honestamente los pueda orientar y orquestar un programa que impulse las actividades, tanto empresariales como sociales de quienes participan en este importantísimo sector productivo del Estado.

 

En Yucatán hay gente de sobra con la capacitación y experiencia necesaria para explicar sucintamente a los candidatos, la importancia del sector agropecuario y orientarlos, incluso presionarlos para que le den al campo el lugar que merece, porque pedirles que aprendan sobre él será una pérdida de tiempo.

 

Sahuí-3-1

Por el lado del PRI, sin embargo, el incentivo que motiva a los que pudieran orientar a Sahuí es la continuidad, ellos suspiran por seguir otros 6 años para completar 18 con la misma red de proveedores y operadores que no han sido del todo honestos, piden moches exorbitantes para aprobar beneficiarios en los programas y de acuerdo al tamaño de la dádiva, pre asignan a los “ganadores” supuestos beneficiados de muchos de los programas, tanto pecuarios como agrícolas, razón por la cual la orientación al candidato pudiera ser sesgada.

Por el otro lado, el del PAN, la visión del campo es diferente, si bien es menos cuestionada en cuanto a su honestidad, derivado de su desempeño cuando han estado en el cargo, su inclinación suele ser empresarial lo que no es necesariamente malo, pero en Yucatán como en todo México, la perspectiva social es de la mayor importancia y por ningún motivo puede soslayarse, de manera que habría que equilibrar ambos aspectos.

 

Como quiera, la selección de estos dos jóvenes candidatos no fue una buena señal para el campo, esperemos que sepan rodearse de gente de bien, que sobran insisto, que sepan, que tengan experiencia y ganas de participar con integridad y cariño hacia el campo y sus productores.

¿Será mucho pedir para Año Nuevo?

 

ALBERTO BANUET foto revistas

Por Alberto Banuet

ranchobuenavista@gmail.com

Deja una respuesta

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>