Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

¿Cuanto más subirá el precio del maíz?

La razón principal para la fuerte subida en el maíz ha sido la impresionante demanda de China. Foto: Reuters.

El mercado está a la expectativa del reporte sobre oferta y demanda a febrero que publicará el USDA mañana y en el cual se esperan recortes adicionales a los inventarios finales de maíz

Hace apenas dos semanas, en este mismo espacio, les platicaba sobre el importante desplome que había presentado el maíz en tan solo una semana, al retroceder casi un 7% en el plazo a julio que cotiza en la Bolsa de Chicago, y advertíamos que tras las impresionantes alzas que se había presentado desde el pasado mes de agosto, no quedaba claro hacia donde se dirigiría el maíz a partir de ese momento. Pues el mercado contesto y simplemente nos mostró mayores incrementos en su cotización.

La reacción del mercado tras las fuertes caídas fue contundente, y casi en dos sesiones recuperó lo perdido en toda una semana, para después consolidar y cerrar con importantes alzas. La semana pasada se mantuvo dando un paso para atrás y dos para adelante en su cotización, llevando el maíz al plazo de julio a tener un avance del 7.52% del 22 de enero al cierre del viernes pasado y ubicarlo en 211.11 dólares/tonelada.

No cabe duda que estamos en niveles no vistos hace 7 años y que han impactado de manera muy negativa a la estructura de costos de los consumidores, llámense porcicultores, avicultores, ganaderos e inclusive a la industria de la tortilla.

La pregunta obligada que todos ellos se estarán haciendo en este momento es hasta cuándo y hasta dónde llegaran los precios del maíz, sobre todo, si algunos no tomaron coberturas para ponerle un techo a estas alzas.

La razón principal para la fuerte subida en el maíz ha sido la impresionante demanda que ha mostrado la segunda economía del planeta: China, la cual, según reportes del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos importó de nuestro vecino la semana pasada, la impresionante cantidad de 5.86 millones de toneladas, mientras que Japón le compró 502.9 mil toneladas y algunos otros destinos la diferencia, para alcanzar ventas de exportación por un total de 7.44 millones de toneladas en una semana.

Tan solo para poner las cifras en perspectiva, hacia el final del segundo trimestre del año comercial, las ventas de maíz suman 56.11 millones de toneladas, en comparación con 22.78 millones del año pasado, lo que deja muy claro cuál ha sido la gasolina tras las fuertes alzas que hemos presenciado en el maíz.

Asimismo, a lo largo de estas dos semanas ha crecido la expectativa de que la ausencia de humedad en cantidades suficientes en Brasil y Argentina, le pasará definitivamente la factura a los rendimientos de las cosechas de maíz en Sudamérica, lo que significaría que la demanda por parte de China a los Estados Unidos podría continuar siendo robusta.

El otro tema que se trató en este periodo, fue el paquete de apoyo que han estado promoviendo los demócratas en el Congreso norteamericano y el cual paso de tener muy pocas probabilidades de ser aprobado por los republicanos, a convertirse prácticamente en un hecho al incluirlo los demócratas en un esquema presupuestario que les permitiría aprobarlo en las próximas semanas sin el apoyo de los republicanos por un monto de 1.9 trillones de dólares, lo que significa más canicas para los fondos (especuladores) que participan en los mercados y que se puede traducir en mayor volatilidad.

Finalmente, el mercado está a la expectativa del reporte sobre oferta y demanda al mes de febrero que publicará el USDA este martes y en el cual se esperan recortes adicionales a los Inventarios finales de maíz derivados del sólido ritmo de exportaciones que se ha presentado en este ciclo comercial, lo que pudiera significar mayores alzas para el maíz.

Sin embargo, y a pesar de todo lo anterior, es importante recalcar que los mercados no tienen palabra de honor, y si por cualquier razón el USDA no cumple las expectativas del mercado en cuanto al monto a recortar en los Inventarios, fácilmente podríamos ver una salida estrepitosa de los fondos que se han mantenido compradores en el maíz y ver una nueva caída en el mercado.

¿Hasta dónde subirá el maíz? Está en chino saberlo. La única forma de tomar las riendas de los precios es tomando coberturas ya.

ALFONSO GARCÍA ARANEDA. EL ECONOMISTA.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por