Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

¡Cuidado con la miel adulterada!

Por Francisco F. Gamboa

Luce, huele y sabe como miel, aprende a reconocerla

Por Francisco F. Gamboa

Es bien sabido por todos que este manjar milenario es excelente no solo para endulzar naturalmente nuestros postres y bebidas, sino que tiene además muchos resultados positivos en nuestra salud gracias a las vitaminas y minerales que contiene, otorgándole así propiedades terapéuticas, antibacterianas, antisépticas, entre otras.

Desgraciadamente, en los últimos años hemos presenciado que muchas marcas y empresas están diluyéndola en agua, agregándole aditivos, mezclándola con almidones o con jarabe de caña y demás prácticas que, en su búsqueda de economizar costos de inversión, provocan graves daños a los apicultores e implican riesgos en la salud de los consumidores.

Una investigación realizada en 2015 por Vaughn Bryant (director del Laboratorio de Investigación en Palinología de la Universidad de Texas A&M) arrojó que más del 75% de la miel comercial se encuentra adulterada; de igual forma, el Parlamento Europeo aprobó en 2017 una resolución sobre las perspectivas y los desafíos para el sector apícola en el que advierten que la miel es el tercer producto más adulterado en el mundo.

Para los consumidores es complicado detectar “a ojo de buen cubero” si una miel es falsa o no, por lo que te dejamos algunos consejos que te podrán ayudar a lograrlo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Lo más nuevo

Síguenos en Facebook

Patrocinadores

Contador de visitas:

Hoy: 2
Total: 250021

Diseño web por