Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Cuidar los cultivos es cuidar el patrimonio alimentario de México

México es un país donde la agricultura es una de las actividades económicas y sociales con mayor relevancia, pues de ella depende la alimentación de millones de personas. Existen plagas que pueden llegar a poner en riesgo los cultivos, por ejemplo, existe la plaga Cochinilla Rosada del Hibisco, la cual se alimenta de muchas especies agrícolas silvestres y comerciales.

Es originaria del sureste de Asia y tiene presencia en regiones tropicales. Se le considera una plaga exótica de importancia mundial, pues afecta a más de 200 especies de vegetales como hortalizas, plantas ornamentales, frutales, forestales y plantas silvestres, pero su hospedero preferido es el clavel o hibisco, de ahí que se le nombre como “del hibisco”.

/cms/uploads/image/file/619717/WhatsApp_Image_2020-12-01_at_15.53.37.jpeg

En México se encontró por primera vez en 1999 en la ciudad de Mexicali, Baja California.

La plaga se caracteriza por tener una longitud de unos 3mm sin alas, con una cubierta cerosa y filamentos blancos sobre su cuerpo color rosa. Suelen inyectar una saliva tóxica que altera en forma excesiva el crecimiento de tejidos vegetales, reduciendo la actividad fotosintética de las plantas al favorecer la formación de hongos que impiden la recepción de luz a las hojas.

En nuestro país los cultivos más susceptibles son los de guanábana, guayaba, mango, jamaica, tamarindo, teca, plantas ornamentales y algunos cítricos.

Se transmite a través de aves, viento, agua, ganado, por personas que tienen contacto con plantas dañadas o por el traslado de material vegetativo con CRH. Para detectarla hay que revisar que el cultivo no presente deformación en las hojas y brotes tiernos o enchinamiento, acortamiento de entrenudos o presencia de manchas negras similares al hollín; aunque en algunos casos se detecta hasta que la planta ya está muerta.

/cms/uploads/image/file/619718/WhatsApp_Image_2020-12-01_at_15.53.37__1_.jpeg

 A través del  Senasica, se establecen medidas de control legal para esta plaga y ponen al servicio del productor una línea directa con el Comité Estatal o Junta Local de Sanidad Vegetal del Estado en caso de detectar algún indicio de la cochinilla rosada del hibisco, al teléfono 01 800 987 98 79 o correo electrónico alerta.fitosanitaria@senasica .gob.mx, todo con el fin de evitar que esta plaga afecte al campo mexicano.

Más información: Infografía Cochinilla Rosada del Hibisco

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por