Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Cultivar la tierra da esperanza de vida durante la pandemia

Agricultores de Unión Hidalgo en Oaxaca ofertan sus cosechas durante la emergencia sanitaria por Covid-19, aseguran que prefieren no tener ganancias a que se descomponga.

Diana Manzo

Unión Hidalgo, Oax.- Años atrás la cosecha de melones de la familia Ruiz llegaba a consumidores de la Ciudad de México, Chiapas, Veracruz y Oaxaca. Este año la pandemia del Covid-19 detuvo la distribución nacional y ahora la venta se hace en el mercado local, lo que buscan es recuperar la inversión para seguir cultivando el campo que aseguran es la esperanza de vida.

Ellos prefieren que la fruta se acabe a que se descomponga. En su última cosecha del 2019, la caja de melones costó 450 pesos, ahora la venden en 200 pesos, porque su meta es ayudar a las familias en esta crisis aunque no obtengan ganancias.

Son originarios de la localidad zapoteca de Unión Hidalgo y por más de 15 años han trabajado la tierra, sin embargo, desde hace tres años decidieron cultivar melones, pero nunca pensaron que una pandemia les impidiera transportar su fruta como lo hicieron años atrás.

Ricky Ruiz junto con su padre son los impulsores de este proyecto, su mamá y hermana también colaboran, son las que ofertan los melones a los mercados locales y también van al corte todos los días.

La familia Ruiz para lograr una distribución rápida, oferta los melones a menudeo frente a los mercados tradicionales y también con los compradores de comunidades vecinas, pero todo a bajo precio para evitar que se descompongan.

“No esperábamos esta pandemia, pero ahora sí nos pegó económicamente, sin embargo, para ayudarnos y ayudar a las familias, estamos vendiendo nuestra fruta a bajo costo para obtener la inversión, ya no hablamos de ganancias por que eso no será posible, el melón que ofrecemos es de calidad y sembrado orgánicamente”, expresó Ricky Ruiz.

Esta familia no recibe apoyo del gobierno, la cosecha fue cultivada por sus propios recursos, además, su prioridad es seguir labrando la tierra porque genera alimentos básicos.

“Ahora con el Covid sentimos que el campo debe priorizarse aún más. Ojalá el gobierno nos apoye en esta pandemia. Por fortuna la gente ha comprado nuestros melones, la cosecha va avanzando y seguimos cultivando, no dejaremos morir el campo que mucho nos ha dado”, afirmó.

Según datos del movimiento campesino “El campo es de todos” aseguró que el producto interno bruto (PIB) de México sufrirá una contracción del 2%, lo que también afectará al campo, golpeado además por una crisis climática que “propiciará severas sequías en áreas de cultivo y reducción de producción”.

Desde su hogar… creó un huerto familiar

En lo que va de la cuarentena ha cultivado chiles, camote, rábanos, jitomates y hasta flores de ornato, Siado ‘Guie’ Jiménez construyó un pequeño huerto en el patio de su casa porque cree que cultivar la tierra, es vida.

Todas las mañanas, sin descanso alguno, toma sus utensilios de jardinería y comienza a sentir como la tierra va creando vida en su hogar, con sus manos delicadamente corta los jitomates y prepara su ensalada.

También observa y se emociona al mirar como han crecido sus plantíos de yerbabuena, menta, epazote, chiles de diversas variedades y hasta algunas plantas medicinales como estafiate y sábila.

Pronto también cultivará camote y rábanos e invitará a su grupo de amigas a probar su primera cosecha.

Ella asegura que esta pandemia le ha devuelto su amor por las plantas, que de por sí lo ha tenido, pero que por el trabajo de oficina que realiza no lo había desarrollado completamente.

Está feliz, porque sus ojos brillan cuando explica como le ha hecho para poder lograr estos cultivos y que espera pronto compartir la cosecha.

También realizó la técnica de lombricomposta usando residuos solidos, con el cual asegura tendrá una mejor producción porque todo es 100% orgánico.

Tener un huerto confiesa Siado ‘Guié’ ha sido un escaparate al encierro y aseguró que cuando una persona tiene una salud mental consciente se piensa en la vida natural, por ejemplo, el huerto del patio de su casa.

Además, hace uso de sus redes sociales y comparte técnicas de cultivo que ha servido para motivar a otras mujeres a cosechar.

Asimismo, hace trueques o intercambio de plantas, porque dice “una planta no se vende, se obsequia o se intercambia” y con esa filosofía, ella pretende que la vida natural siga creciendo en los patios de los hogares en esta cuarentena.

“Sembrar va aunado con una firma de paz y una vida libre de violencia, por eso me da gusto que más mujeres reproduzcan esta técnica, cosechar ayuda emocionalmente, las plantas son aliadas”, comentó.

Siado ‘Guie’ indicó que la cuarentena le ha servido para reflexionar sobre la vida y las plantas, para entender las emociones y canalizarlas en estos seres naturales que no piden nada pero que dan mucho.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Lo más nuevo

Síguenos en Facebook

Patrocinadores

Contador de visitas:

Hoy: 2
Total: 227185

Diseño web por