Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Cultivarían 500 Ha. de chile para obtener oleorresinas

Representantes de la Secretaría de Desarrollo Rural del Gobierno del Estado (SDR) y de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), sostuvieron una reunión informativa con productores agrícolas sobre el proyecto para establecer 500 hectáreas de chile habanero en la entidad, a fin de obtener entre 30 y 40 toneladas del picante por hectárea, de las que se obtendrían alrededor de 40 toneladas de oleorresina a comercializar mediante agricultura por contrato.

Fuente: Redacción de El Sur.

El subsecretario Agrícola de la SDR, Adolfo Aispuro Verdugo, aseveró que en momentos en que los recursos públicos son escasos, es necesario trabajar con eficiencia y trasparencia, sin corrupción y buscando el beneficio de la colectividad, por lo que se tocan puertas para gestionar apoyos y respaldos institucionales, pero alejados de paternalismos de antaño, y se acerca a los productores del campo a las instancias financieras para que exploren esquemas crediticios viables.

RinseOil-4

Por ello, es necesario que los productores se organicen y decidan por sí mismos, sin interferencias de nadie y menos de los servidores públicos, en qué rubros de la producción participarán, “y que en este caso determinen si desean sumarse al proyecto de producción de chile habanero para procesarlo y obtener la oleorresina, que tiene una importante demanda en el mercado nacional e internacional”, dijo.

La representante de la Conagua y encargada de la Unidad Dzitbalché del proyecto de chile habanero, Yolanda del Ángel, explicó a los productores, que a la fecha la mejor ventana de oportunidad de comercialización del producto es la oleorresina, pues el mercado de la fruta en fresco es menor y prácticamente ya se encuentra abastecido. Además, los precios son mayores mediante la industrialización e incluso se pagan en dólares.

Actualmente se registra una considerable demanda de oleorresina, lo que garantiza su comercialización, por lo que la invitación es a que los productores analicen si desean sumarse al proyecto en términos de una verdadera asociación, y que estén conscientes de que como socios estarán en todo momento obligados a cumplir las reglas y condiciones que se pacten como parte del proyecto para establecer 500 hectáreas del cultivo, pero también que tendrán parte activa en la toma de decisiones.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por