Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Cultivos perennes, riqueza en nuestro campo

Los cultivos perennes son aquellos que tienen ciclos muy largos, ya que su periodo de vida vegetativo se puede extender más allá de 25 años continuos, tiempo durante el cual, una vez realizada la siembra, pueden obtenerse varias cosechas, ya sea cíclicas o continuas, dependiendo del tipo de plantación.

De acuerdo con la FAO, en la agricultura perenne se puede adoptar la intensificación sostenible a un nivel superior, para así lograr los objetivos de productividad, beneficios sociales y un mejor funcionamiento de los procesos y servicios del ecosistema.

Los cultivos perennes, aun cuando su periodo de cosecha inicie en cualquier mes del año, su seguimiento estadístico se realiza considerando el mes de enero como inicio de cosecha y diciembre como el de término.  En nuestro país, las principales siembras de cultivos perennes son caña de azúcar, naranja, alfalfa, aguacate, limón, mango, plátano, cacao, manzana, uva y fresa.

En las plantaciones de cultivos perennes, se trabaja tomando como base principal, la forma biológica en que una planta consigue sobrevivir durante tantos años. En tal sentido, los árboles, arbustos, matas y hierbas deben su extenso ciclo de vida a las estructuras de sus tallos, algunas son consistencia tan dura que les permite soportar las condiciones cambiantes del medio ambiente, así como capaces de producir gran cantidad de semillas y absorben todos los nutrientes y agua del suelo.

Las plantas perennes se desarrollan para aumentar la productividad de la tierra y garantizar la alimentación animal y humana, por esta razón resulta fundamental fomentar los cultivos perennes, para tener una agricultura sustentable que de beneficios a pequeños y medianos productores.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por