Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Curiosidades del ajolote que seguro no conocías

El ajolote es el único animal capaz de regenerar cualquier parte de su cuerpo en días o semanas.

El 1 de febrero de cada año se celebra el Día Nacional del Ajolote Mexicano, que es una especie de anfibio de la familia Ambystomatidae, que se encuentra en peligro de extinción. El ajolote es una larva no metamorfoseada de la salamandra mexicana.

El ajolote o axolote es un animal endémico muy peculiar, ya que posee características que ninguna otra especie posee.

El nombre del ajolote proviene del náhuatl “Axolotl”, que significa “monstruo de agua”.

El ajolote se relaciona con el Dios Xólotl, hermano gemelo de Quetzalcóatl, quien se rehusaba al sacrificio, según relatos de Fray Bernardino se Sahagún, misionero franciscano.

Los ajolotes habitan en cuerpos de agua dulce de México; se pueden encontrar en el lago de Pátzcuaro, Michoacán y el lago de Xochimilco, en la Ciudad de México.

El ajolote es el único animal capaz de regenerar cualquier parte de su cuerpo en días o semanas sin dejar cicatrices. Puede regenerar extremidades, incluyendo huesos, mandíbula, piel, órganos, espina dorsal, retina, cerebro y hasta el corazón.

En las patas delanteras los ajolotes tienen cuatro dedos, mientras que en las traseras tienen cinco dedos.

IMAGEN: OEM

Su cuerpo tiene tres pares de branquias lo que le permite respirar bajo el agua; cuenta con una aleta que va desde poco más abajo de su cabeza hasta la cola.

Los axolotes suelen ser de color negro o moteados; sin embargo, debido a una falla genética, también existen de colores albinos y blancos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por