Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Descubren alternativas para mejorar suelos y bajar costos en agricultura

JAVIER VEGA. DEBATE.

Con la siembra de sesbania es viable mejorar la composición de los terrenos y bajar costos de fertilización.

LOS MOCHIS, Sinaloa.

Los agricultores de la región ya pueden hacer frente al problema de la pérdida de la capacidad productiva de sus terrenos con el establecimiento de una planta denominada sesbania, la cual, al incorporarse a los suelos, les da una importante fuente natural de fertilización nitrogenada que aparte les ayudará a bajar los altos costos de producción de sus cultivos.

Francisco Javier Orduño Cota, gerente de la Junta Local de Sanidad Vegetal del Valle del Fuerte, señaló que se trata de una planta totalmente benéfica que se establece cuando los terrenos están en reposo, de rápido desarrollo y bajo costo que mejora rápidamente su estructura y su composición nutricional.

Indicó que esta planta no sólo mejora la estructura del suelo, sino que su incorporación en verde es ampliamente benéfica  por ser productora de nitrógeno, uno de los macroelementos más requeridos por la mayoría de los cultivos.

Manejo técnico

Explicó que el mejor momento para aprovechar las ventajas de este cultivo es precisamente cuando los terrenos están desocupados, como ocurre en estos momentos en la región.

La distancia entre surcos puede ser de 75 a 80 centímetros y la densidad de siembra, entre 9 a 10 kilogramos de semilla por hectárea.

Agregó que el cultivo se puede sembrar en seco en vísperas de lluvia, o en su defecto aplicar el riego de germinación.

Precisó que el único factor a considerar es lo infestado que esté el lote de semillas de malezas típicas del verano, pues no existen datos de pruebas de herbicidas selectivos al cultivo de sesbania, por lo que para evitar esta competencia es mejor sembrar sobre humedad.

Siembras sobre humedad, después de escarificar, la profundidad de la semilla no debe rebasar los 8 centímetros, obviamente según la humedad y manejo del suelo.

En las condiciones de temperaturas de verano floreará alrededor de los 90 días calendario. En esta etapa fenológica es cuando se debe incorporar al suelo para obtener las bondades mencionadas.

El personal técnico de este organismo dará seguimiento a los lotes que se establezcan para seguir aprendiendo y perfeccionando la tecnología de producción; también es conveniente aplicar o inocular el suelo con el hongo benéfico que se produce en la JLSVVF “Trichoderma spp.” para continuar bajando y/o eliminando a los hongos fitopatógenos que causan las enfermedades y pérdidas a los cultivos que se establecen.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Lo más nuevo

Síguenos en Facebook

Patrocinadores

Contador de visitas:

Hoy: 1
Total: 243744

Diseño web por