Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

desperdicio de alimentos pesqueros

Metodología sobre pérdidas y desperdicio de alimentos pesqueros

CAMPECHE, Campeche. Aún no se tienen cifras de las pérdidas en América Latina y el Caribe de los productos procedentes de la pesca, pero estas pérdidas de calidad pueden llegar a tal grado que muchos alimentos pueden perder su inocuidad.
Eso hace imposible su consumo, manifestó Esther Garrido Gamarro, del área de Inocuidad dentro del departamento de Pesca y Acuacultura de la Food Safety and Quality Officer, (FAO).
Ella abrió el segundo día del Taller Regional en América Latina sobre la Pérdida y el desperdicio de los alimentos en las redes de pesca de enmalle y trasmallo en el que habló sobre metodologías de evaluación de las pérdidas de alimentos, específicamente de productos procedentes de la pesca.
Explicó que su ponencia estuvo dirigida a la tipología de esas pérdidas porque hay distintos clases y hay que entenderla además de las causas de origen para luego poder aplicar la metodología de evaluación y en base a eso intervenir de la forma más adecuada.
Fuente: Inforural

Estas tipologías, mencionó, se catalogan en físicas, de calidad y pérdidas de la fuerza de mercado es decir que se están tomando en cuenta factores económicos cuando evalúan estas mermas ya que las más importantes dependen del sitio donde las estén midiendo sobre todo si es en países donde el sector pesquero no esta tan desarrollado.
“Las prioridades son a todos los niveles, mucha perdida física, mucha pérdida de calidad en ocasiones incluso, la pérdida de calidad pasa más allá y estamos hablando de una pérdida de inocuidad de producto donde no es seguro de consumir y que se debería de traducir en una perdida física.
“Lo que pasa que al final el producto se sigue consumiendo y luego la disminución en la fuerza de mercado porque a medida que el producto va perdiendo calidad a través de la cadena de valor va perdiendo también su valor económico”, aseveró.
funcionarios-fao
Dijo también que aún no hay cifras que pudieran determinar sobre las pérdidas porque están en el proceso de evaluación de los detrimentos en América Latina y el Caribe es decir que se encuentran en una fase muy preliminar para poder hablar de condiciones en términos de cifras y que eso vendrá en la fase siguiente ahora están capacitando a la gente para que pueda hacer ese tipo de evaluación.
Respecto al aumento de la producción pesquera a través del uso de acuacultura por estratos señaló que si es factible solo hay que contar con los especialistas adecuados que te digan dónde colocar las jaulas y demás con una coordinación adecuada.
A través de la cual podría repuntar la producción pesquera de la zona pero lo primero que se tendría que hacer es utilizar plenamente lo que se captura es lo que intentan con el taller con alternativas para poder aumentar la situación de seguridad alimentaria de la zona con actividades relacionadas con la acuacultura y actividades pesqueras.
Estos expertos de nueve países de América Latina se reúnen para tener la capacidad para evaluar las pérdidas y desechos de productos de la pesca a lo largo de la cadena de suministro y tener soluciones potenciales de reducción de la pérdida de valoración.
Se busca revisar el estado de las redes de enmalle y trasmallo para la pesca y su importancia en la región, describir las características de estas redes y las prácticas relacionadas con la pérdida y el desperdicio de alimentos e introducir la metodología de evaluación de pérdida de alimentos para el contexto de América Latina.
Hoy se enfocaron en la evaluación de las pérdidas y desechos de la FAO en la cadena de valor de los productos de la pesca busca reunir pruebas sobre la presencia, magnitud e impacto de las pérdidas y desechos durante las fases críticas de la cadena de suministro, e identificar y aplicar medidas para reducir las pérdidas y desechos en colaboración con los países.
Para mañana en el tercer día del taller, tienen planeado un recorrido por el muelle del 7 de agosto para conocer cuál es el manejo que tienen los hombres de mar de los productos pesqueros en el estado de Campeche.
Crecimiento de padrón pesquero sin control, factor de depredación

Para el Oficial Regional de Pesca y Acuicultura de la FAO, Alejandro Flores Nava, el crecimiento de los activos pescadores al ritmo de la población se ha convertido en uno de los factores propensos para la depredación de especies marinas, tanto de agua dulce como de mar; “debe haber un equilibrio entre las capturas y las biomasas de los litorales en el mundo, el resultado de una cultura de pesca pobre es una baja producción pesquera”.
Un poco apresurado, explicó que la depredación es un tema de nunca acabar y que hay una relación estrecha entre el crecimiento poblacional y la necesidad de alimento, así como ahora el nuevo factor a tomar en cuenta para la escasez de las especies marinas, como lo es el calentamiento global y el cambio de temperaturas que se ha observado en los mares del mundo, sobre todo en México, situación por la cual han exhortado a diversas dependencias para que se realicen estudios y se establezcan estrategias viables como la pesca sustentable.
Comentó que a Campeche le ha afectado el crecimiento de un padrón pesquero sin control propiciado por la desatención de las dependencias, la falta de cultura que hay entre este padrón de pescadores es llamativo, en el sentido que uno de los justificantes es la necesidad de alimentar a las familias, al tiempo que de las capturas quieren comercializar para obtener ingresos, “hay países donde esto se puede observar y la producción ha sido constante, la diferencia es la cultura pesquera y ambiental, misma que en México no hay”.
Flores Nava sumó al poco control de las autoridades el calentamiento global, mismo que es materia de observación de diversas organizaciones hoy en día y que en unos años serán mayores las manifestaciones de los fenómenos climatológicos a causa de dichos problemas ambientales, además, recordó que sin duda los asentamientos humanos tienen mucho que ver con los desechos sólidos que se arrojan y que terminan en las bahías, más allá de culpar al gobierno culpó a quienes no fomentan un desarrollo sustentable.
De igual manera, señaló que es evidente la desatención que hay por parte de autoridades cuando se permite que haya embarcaciones fuera de la norma, para ello es el uso de mecanismos de seguridad como el matriculado y las herramientas de seguridad, el descontrol del padrón al prestarse a que personas que no se dedican al sector pesquero puedan incluirse en las listas de apoyos por parte del gobierno, entre muchos otros vicios que se pueden observar.
En cuanto a la apertura de las zonas de restricción, explicó que aún no se puede sacar un dictamen anticipado o no se podría opinar nada al respecto, pero se espera que los estudios que el Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura realizará en la zona, sean lo más acertados y no estén viciados, pues de no hacerlos de la manera correcta y permitir el acceso a las embarcaciones, podría resultar catastrófico para los trabajadores así como para los consumidores.
Se ha escuchado que la zona está contaminada, pero es con el paso del tiempo que se puedan aplicar estrategias de saneamiento ya que a la ligera no se puede porque no es lo mismos que una bahía la cual ya tienen estrategias pero es muy diferente el entorno, además que en dicho espacio será común encontrar diversos ductos esenciales para las plataformas extractoras de petróleo habría que tener un cuidado excesivo incluso en los estudios del BIPO pues podrían haber accidentes en una mala maniobra.
Consideró que habrá que esperar todo resultado para la implementación de estrategias así como el paso a seguir después del estudio pues se espera que para el 2018 sea cuando todo esté listo para la reapertura en caso de que el estudio sea un éxito y se permita la posible población de las especies marinas que ahí habitan, eso sin mencionar que también se tienen que hacer estudios con las mismas.
En este tema, el Secretario de Pesca José del Carmen Rodríguez Vera admitió que el Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA) podría extender el tiempo de investigación en los 15 mil kilómetros cuadrados ya no de 180 días sino que posiblemente se extienda a un año de investigaciones, en el tenor que en el decreto del 11 de octubre se expidió que se tienen que establecer las artes de pesca a utilizar así como el área de apertura, en este sentido admitió que no se podrá utilizar la técnica de arrastre sino serás redes que puedan estar sin alterar el ecosistema.
Reconoció que ha habido sobre explotación de artes de pesca prohibidas tanto en la pesca de altura así como en la ribereñas, por lo que por ese lado será el estudio que delibere una información exacta pero en el lado interno las artes de pesca ilícitas han sido el factor fundamental para que se afecte a los pescadores reglamentados y sólo se han estado beneficiando los depredadores o buzos alentados por grandes empresarios y congeladoras que acaparan el producto.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por