Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Después de la tempestad… Vienen cambios y oportunidades

Especial Rural MX

Dejando por un momento de lado la pandemia que aún atravesamos, no cabe duda que el 2020 fue un año que marcó al campo yucateco por las múltiples afectaciones climatológicas que pegaron duramente al interior de la entidad, tanto que sus estragos aún se sienten entre el sector agropecuario.

Para platicar sobre esto, tuvimos en la cabina de RadioYucatánFM.com.mx a Carlos Quintal, presidente de la Asociación Ganadera Local Especializada en Ovinos de Tizimín, Yucatán (AGLEOTY), quienes a pesar de todo se muestran optimistas en trabajar para posicionar la ovinocultura del Estado como una de las más competitivas del país.

Carlos abrió la charla comentando que los fenómenos naturales dejaron pérdidas tanto de pasto, como de animales y terrenos: Actualmente hay algunas zonas cercanas al litoral, entre San Felipe y Río Lagartos, que están todavía bajo el agua; los propietarios están haciendo hasta lo imposible para recuperar sus unidades y así regresar a producir.

Menciona que esto les hizo darse cuenta que el cuidado del medio ambiente es una realidad que ya nos alcanzó, por lo que están poniendo manos a la obra en temas como la reforestación de sus parcelas y en el bienestar animal, pues además de reducir el daño ambiental se logra un efecto positivo en los ovinos, se mejora su calidad de vida y por ende, su productividad.

De igual forma, en lo que se van reactivando las actividades, están también en procesos de cambiar sus estrategias de venta y promoción, pues con la pandemia se cancelaron muchas actividades que contemplaban como algo seguro año con año, como las ferias ganaderas, que servían como ventanas para mostrar lo mejor de la producción.

En el caso de la venta de animales, afortunadamente nosotros no nos vimos tan afectados, pero eso es por la ubicación tan cercana que tenemos a Quintana Roo, añadió.

Asimismo, tras estos abrumadores cambios han sabido adaptarse en la transición a redes sociales con mucho éxito. Además, los ovinocultores se han empezado a involucrar más en los procesos de valor agregado como son los cortes y la preparación de alimentos, así como su respectiva comercialización.

En total, la AGLEOTY la conforman 53 socios, entre comerciales y de registro, quienes formaron una red de ventas en la que eliminaron intermediaros y canalizan al cliente directamente con el socio que se adecue a las necesidades que está buscando.

Alianzas para activar al sector

Recientemente recibieron un estímulo del gobierno estatal enfocado a la recuperación por sequías, a través de la Unión Ganadera Regional del Oriente de Yucatán (UGROY), con quienes trabajan codo a codo. Además, gracias al seguro por pérdidas animales y daños climatológicos, se realizó un seguimiento a las y los asociados que tuvieron este tipo de infortunios.

En el caso del gobierno municipal, nos apoyó con los permisos para realizar en diciembre pasado una muestra ganadera que permitiera difundir las ventas, naturalmente cuidando los protocolos de salubridad. Fue un gran apoyo que significó un respiro para las y los asociados, mencionó el presidente de la AGLEOTY.

A su vez, también firmaron un convenio académico con el Instituto Tecnológico de Tizimín, ya que ellos cuentan con los datos derivados de sus múltiples investigaciones los cuales son un gran aporte a la ovinocultura, además de lograr una mejor y constante capacitación.

Como hemos visto en los últimos años, el consumo de la carne de borrego y cordero está en aumento, sin embargo, en la Península aún somos nuevos para hacer una buena elección, por ello te recomendamos acercarte con nuestros amigos de la AGLEOTY, ellos te guiarán paso a paso en la adquisición de esta carne tan deliciosa y nutritiva.

¿Se te antojó preparar un consomé? ¡Contáctalos!

Celular: (986) 8669359

Facebook: AGLEOTY

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por