Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Economía sustentable. Rumbos necesarios a tomar

Por Jorge Alanis Zamorano

Ante los duros tiempos que vive el medio ambiente, las nuevas formas de emprender y consumir deben ser con la mentalidad de desperdiciar lo menos posible.

Y es que para muchos –su servidor incluido- es casi imposible dejar de utilizar materiales tan arraigados como el plástico, por mencionar un ejemplo, pues lo utilizamos en prácticamente toda nuestra vida cotidiana y en muchas ocasiones, son de un solo uso como en el caso de envases, bolsas, cubiertos desechables, etcétera.

Para platicar sobre este tema invitamos a la cabina de radio a Irene Guadalupe Bojórquez Díaz, quien además de otras especialidades estudia ingeniería ambiental, donde a partir de una reflexiva charla nos explicó lo que es la economía sustentable y nos invitó a ser partícipes de ella para así devolverle al planeta aunque sea un poco de lo que hemos tomado.

Esto se logra integrando lo más posible todo tipo de vertientes con la finalidad de equilibrar elementos sociales, ambientales y por supuesto económicos, basados en la materia prima de la región o la comunidad; un modelo que implica ir en armonía. Por ejemplo, en el caso del mercado del chile habanero, los productores ayudan a un emprendedor que los transforma en salsas, los cuales a su vez se apoyan de alguien dedicado a recuperar envases con un tratamiento de limpieza para reencaminarlos en el mercado. Todo siempre en búsqueda de una economía circular.

Oriunda de Hunucmá, añade que hace mucha falta la cultura del emprendimiento en las comunidades rurales, pues la gente no busca el dinero regalado, lo que quiere es trabajar para conseguir sus ingresos.

Asimismo, Irene puntualiza que uno de los problemas que nos aquejan al emprendimiento es la poca educación y conciencia ambiental de la población; agrega que no es culpa de nadie en específico, es más bien el resultado de no estar acostumbrados ni a separar la basura, mucho menos cuando se trata de reciclar, recuperar o reutilizar los desperdicios.

Como ejemplo de un cambio que se puede hacer, nos cuenta que sus sobrinas están fabricando macetas con residuos de cartón y papel para sembrar directamente la planta o el árbol sin utilizar más bolsas, reintegrándose de nuevo al suelo sin causar mayor contaminación, lo que a su vez se convierte en un sustento para quien fabrica las macetas. Así, le está inculcando a sus sobrinas una tarea empresarial con la conciencia de cuidar el medio ambiente y así obtener ganancias económicas.

Cada idea debe formarse y encausarse para alcanzar la maduración de un buen negocio, una fuente de trabajo digna para uno mismo y que permita emplear a otros. Las ideas existen al por mayor, algunas son muy viables y hay otras que quizás deban ser replanteadas, sin embargo, cometer el error de desechar así sin más cualquier intento de progreso que respete el medio ambiente es un grave error que hoy estamos pagando, y si no cambiamos nuestra mentalidad, esto será solo el principio .

Economía sustentable, una verdadera opción que puede recargar la balanza económica y ambiental a nuestro favor. ¿Estamos a tiempo? La suerte ya quedó atrás, depende directamente de las acciones concretas que hagamos, la visión es la de recuperar lo que hemos perdido para no seguir perdiendo una batalla que nosotros provocamos.

No podemos dejar la economía a un lado, pero sí podemos dejar atrás malas costumbres.

Contacta a Irene Guadalupe Bojórquez Díaz al correo irenebojorquezdiaz@gmail.com o al teléfono 9996370230, ella puede asesorarte con esa idea inquieta que te quita el sueño y puede que sea un buen negocio.

Entrevista completa en

nuestro canal de

YouTube Rural MX

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por