Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Educación a distancia, mayor reto para las zonas rurales

Enfrentan problemas de horarios, deficiente conexión a internet y de servicios de telefonía móvil

Padres de familia y tutores de los estudiantes que viven en las comunidades rurales del centro del Estado advirtieron que existen “barreras” que dificultan que el aprendizaje en casa resulte efectivo en esta contingencia sanitaria, ya que se enfrentan, principalmente, a problemas de horarios, deficiente conexión a internet y de servicios de telefonía móvil.

Agregaron que tomar clases desde el hogar en una comunidad rural es muy diferente a hacerlo en las grandes ciudades, donde el acceso a internet es más amplio y la conexión de telefonía celular llega más rápida.

Indicaron que muchas madres de familia cumplen con la labor de “docente” y ama de casa al mismo tiempo, pues los profesores les cedieron la responsabilidad de supervisar que los pequeños tomen clases en la televisión y no se distraigan.

“Es muy difícil para nosotros realizar la labor de maestro y papás al mismo tiempo, sobre todo porque no podemos estar al pendiente de todo, en especial si se tienen dos o más hijos en el hogar y hay que estar pendientes de si toman o no sus clases o si realizan las tareas que les encargan los profesores”, manifestó María Chan Aldana, madre de familia de dos estudiantes de nivel básico.

Relató que desde temprano debe coordinarse para ver las transmisiones por televisión abierta y que sus hijos, que estudian uno en primaria y otro en secundaria, no pierdan ni un minuto de clases, pues de lo contrario deben sintonizar las redes sociales para ver la repetición.

Compartió que en los días en los que se han registrado lluvias y fuertes vientos, el servicio de energía eléctrica suele suspenderse por algunas horas y la señal de televisión abierta o de paga tiende a presentar serias complicaciones.

Por su parte, Jesús Ek Canché, estudiante de licenciatura y oriundo de Tahmek, y quien toma clases en la Universidad Tecnológica del Centro (UTC), en Izamal, comentó que desde su casa sintoniza los cursos a distancia y a través de las diferentes plataformas tecnológicas.

Cuando la conexión a internet falla debe apoyarse del saldo de su teléfono celular, aunque éste se consume “muy rápido” cuando intenta participar en videoconferencias o descargar archivos de gran tamaño.

Relató que la situación que viven sus compañeros en comunidades de la región es similar, ya que se ven obligados a poner, de forma constante, saldo a sus teléfonos para tomar clases y revisar sus tareas.

 

 

Fuente: Novedades Yucatán.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Lo más nuevo

Síguenos en Facebook

Patrocinadores

Contador de visitas:

Hoy: 1
Total: 237019

Diseño web por