IMAGEN GRANDE

Eitan Levy ha vuelto

Las hierbas aromáticas son la gran demanda

Fábrica agrícola es la apuesta, el mundo es el mercado

Para las nuevas generaciones de productores del campo, quizás el nombre de Eitan Levy no les sea muy familiar. Hace más de veinte años este personaje trajo a Yucatán los primeros invernaderos para el cultivo del tomate saladet (eran tiempos de Víctor Cervera Pacheco), de aquellas inversiones se lograron unos 31 mil empleos directos en el campo, para muchos, aquello era una gran oportunidad, los productores de escritorio decían que era pura explotación de mano de obra barata. Ese es Eitan Levy, un personaje polémico y apasionante, nunca podrá pasar desapercibido a pesar de no llamar demasiado la atención, viste de forma casual, económica, mundana y adaptable a los calores de Yucatán.

¿Cómo le va con el calor en Yucatán, don Eitan? -la pregunta más simple y boba, para abrir un poco la entrevista-.
Está peor en Israel y Europa, sólo que el calor de por allá es seco, aquí te derrites, allá te consumes por dentro, te quemas, -respondió de forma muy campechana-.

¿Vuelve a Yucatán para llevar a cabo nuevos proyectos?
Sí, estoy metido en varios con empresarios locales, por ahora no estoy en condiciones de revelar sus nombres, eso sí, también estoy en pláticas con el titular de la Secretaría de Fomento Económico del Estado, Ernesto Herrera, para avanzar en inversiones más abiertas y sociales.

Los norteamericanos están demandando yerbas aromáticas, ¿qué papel juega Yucatán en esta proveeduría?
De hecho, la demanda es mundial. El cultivo de las hierbas de olor se está moviendo de Israel, Holanda y otros países europeos, a lugares donde la mano de obra y cultivos resulten un poco más económicos. Actualmente países como Kenia, Etiopía y Tanzania las están produciendo para Europa. Nosotros estamos ahora mismo con la idea que desde aquí en Yucatán podamos surtir de yerbas aromáticas al mercado norteamericano, Canadá y algo del europeo.

54456bf4b49a1El tomate es potencia, inició en Yucatán

Hace menos de treinta años lo hicimos aquí en Yucatán con el tomate.
Así es, sin embargo, en aquel tiempo Estados Unidos no nos compró ni un tomate de invernadero. Ahora todo el tomate se los mandamos de Sonora, si usted mira la fila de camiones cruzando a EU cargados de tomate, aquello es muy bonito y empezó en Yucatán.

¿Y con las yerbas aromáticas?
Aquí estamos hablando de la posibilidad de exportar mil toneladas al año y eso es mucho, porque el precio de estas yerbas es muy alto, para darle un ejemplo: 25 gramos valen un dólar con 80 centavos en el súper mercado. Haga usted la multiplicación por mil toneladas y sabrá que eso es mucho dinero, que se traduce a mano de obra, sobre todo para las mujeres de Yucatán, quienes son adecuadas para este proyecto y que están demandando mayores oportunidades.

¿Le gusta Yucatán?
Me encanta, amigo, aquí el factor humano es lo más importante, no lo he visto en otros lados, son responsables y buenas personas. Estamos impulsando fuerte este proyecto, hay tres grupos en marcha apoyados por Ernesto Herrera.

MeridaRumbo a la hidroponía pura, una fábrica agrícola

¿Hidroponía es la forma?
Claro, es la tecnología del campo más elevada y económica. En Israel se avanza ahora con proyectos de largo alcance. Lo más nuevo es la hidroponía pura, es como una fábrica de productos agrícolas automatizada, eso es lo más novedoso y lo vamos a realizar en un invernadero de Yucatán. Eso es lo maravilloso de la tecnología, no importa donde la inventas, hoy en cualquier parte se puede hacer todo.

Eitan Levy supera los setenta años, pero cuando habla del campo y sus posibilidades, se vuelve el más joven y apasionado conversador, su nombre es sinónimo de éxito en todos los proyectos, guarda las mejores relaciones con la gran comunidad judía del mundo. Actualmente vive en Israel y desde allí comanda Green Technologies Inc. (GTI) y se mueve como pez en el agua en diversos países del mundo.

Por José Luis Preciado

Deja una respuesta

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>