Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

El 2020: un gran reto para el campo

Pequeños y medianos también importan

Por Jorge Alanis Zamorano

Hago la pregunta que me hicieron no hace mucho ¿Cómo anda tu bolsa en estos días?

Entre dimes y diretes están unos en la defensa y otros en los reclamos por un impulso económico que otorgue el espacio preciso –y hoy día así es- para sobrevivir. Fueron 365 días completos esperando los apoyos al campo y como el Mtro. Yigal Rodríguez Romero que con exactitud menciona en una charla que tuvimos en Rural MX en vivo: “No digo que no se apoye a los campesinos de bajos recursos, pero los medianos y pequeños productores requieren apoyo para dar trabajo y otorgar movimiento en la economía, por lo que concierne a los grandes consorcios, pues ellos tienen todo lo necesario…”.

Coincido totalmente, el apoyo a la base del sector, aquellos a los que casi nunca les llegaba nada o sólo en pequeñas porciones –si es que corrían con suerte- deben hoy día tener la oportunidad, sin embargo, hasta donde hoy se sabe no a todos les está llegando. También estoy muy de acuerdo en no seguir engordando a los líderes campesinos que sólo llenaban la barriga de sus grandes puercos –alcancías aclaro- y que nada, casi nada hacían llegar a los pobres campesinos.

La economía y las ilusiones de crecimiento en el sector agropecuario son cada día más lejanos y pregunto nuevamente ¿Por cuánto tiempo? Porque muchas cortinas están cerrando y proyectos y esperanzas, esas que se prometieron con tanto ímpetu.

¿Qué viene? Pues al parecer y por el momento seguirá sin haber nada –eso es lo que veo, entre otras cosas- los “apoyos” como se conocen todavía en el 2019, desaparecerán ya que nuevas reglas y formas vienen en camino, espero que estén listos en el sector agropecuario pues ahora solo con créditos se estará “avanzando”.

(La disminución de recursos al campo afecta a todo el país, el Programa de Concurrencia con las Entidades Federativas era de 2,000 millones de pesos antes del 2019, ahora es cero… El Economista 24 de octubre del 2019).

Con fuertes recortes para el presupuesto del 2020 se estará flotando en las aguas de un sector agropecuario al que parecer nunca será al que realmente se le otorgue el beneficio del crecimiento como se merece.

Por último, veo a un personaje presidencial al que le encanta presionar y presionar, de a poco en poco para después retroceder ante “una aparente necedad” y finalmente, otorgar lo que el pueblo pide para ser reconocido como el que “sabe cambiar de opinión después de meditar a conciencia…” ojalá y así sea, al final así es él.

Bienvenido 2020 y espero de verdad no seas un año de arrepentimiento y recesión económica como lo apuntan los expertos. ¡Nos vemos en enero!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por