Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

El campo tiene cara de mujer

El campo tiene cara de mujer
Empiezan a dejar de sentir miedo
Estas son mujeres que inspiran, que motivan, su búsqueda es de valor y coraje, llevar alimento a su familia y crecer libres de miedos al futuro. En Yucatán el campo tiene cara de mujer, allí la vemos en largas jornadas, lo mismo el mercado de frutas y verduras, que impulsando alguna cooperativa, envasando alimentos, produciendo miel, horchata, etcétera, bordando prendas, engordando pavos, cerdos y gallinas, alimentando peces o cultivando cebollas, rábanos y cilantro. Allí están, aprendiendo o enseñando, soñando con ganar batallas que la liberen de tanta carga. Estas mujeres asumen su encargo con cada vez menores complejos, han comenzado a sentir que su trabajo tiene valor, han visto cambios en su hogar, con sus hijos en la escuela y si tiene a su pareja o esposo, ya lo contagió para que también la ayude en esas labores, si es soltera o viuda, también ha ubicado espacios de crecimiento.

Mujeres unidas en torno a una causa, producir ellas mismas el sustento y eventualmente ofrecer su producto.

Las flores de Jamaica
Arminda Guadalupe Millán; desde Teabo trae productos muy variados. Son seis mujeres queintegran el Grupo Kanlol, que producen y transforman la flor de jamaica, en agua envasada, mermelada, licor, productos que comercializan en su mismo pueblo y en Mérida. Aunque lento han ido mejorando su economía.
Contacto al teléfono: 9971127568.

20170304_135159

Bordados Kike de Kimbilá
Cada región tiene una especie de sello particular, en Kimbilá es el bordado. Familias enteras por muchos años se han dedicado a este arte. Fue el abuelo de Aurora, don Julián May May quien inició el negocio familiar. Aurora May borda el hipil en máquina de pedal, trabaja junto con su hermano, manejan lino con algodón de mucha calidad. Gran número de gente de diversos lugares de Yucatán y de otros estados los buscan. Se les ubica en el centro, frente al parque.

20170304_115639

Cremas para el paladar
María del Socorro Chan May viene de una comisaría de Motul, produce cremas botaneras a base de ajo, ya sea solo o combinado con chile habanero, chile x’katic, chipotle, de cilantro. Pero también elabora jabones y cremas para cara y cuerpo a base de sábila y miel. Son un grupo de mujeres que cada martes se reúnen para preparar todo lo que producen, están empezando a darse a conocer.

20170304_134346
20170304_134732

Belleza natural
Cecilia Delgado vende productos naturales hechos artesanalmente aquí en Yucatán, elaborados a base de resina de Benjui, que sirven para restaurar la piel: jabones, mascarillas, astringentes, productos para cuidado de la piel de bebés, jabones con propóleo y mascarillas de arcilla con carbono para limpiar a profundidad la piel.
Facebook: Soluciones naturales

IMAGEN8
IMAGEN9

Bonita abeja
Meliponario, Jats ‘uts kaab, produce desde hace 20 años la miel de melipona y miel de abeja. La melipona sólo produce un litro por año, se saca por medio de jeringas, contiene diversas vitaminas, se utiliza como ungüento muscular y como repelente de mosquitos, contiene diversas vitaminas y la venden también con propóleo que ayuda para cicatrizar heridas.
Facebook: Jats ‘uts kaab

IMAGEN10

IMAGEN11

El arte en manos de mujer
Naxeli ofrece bisutería, todo en pedrería, coco, obsidiana, turquesa, abulón, y además confecciona ropa típica, inició por necesidad y gracias a eso ha podido terminar sus estudios. Puedes encontrarla en la comisaría de Xcunyá.
Estas son sólo algunas de las miles de historias de un Yucatán rural femenino, únicamente hay que saber mirar para poder entender hacia dónde vamos
IMAGEN13

IMAGEN12

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por