Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

El cinturón rural de Mérida

Círculo 47, justo y necesario

Por Jorge Alanis Zamorano

La capital yucateca está cercada por una serie de comisarías que aún tienen vocación rural a pesar de que cada vez están siendo invadidas por la modernidad y los asentamientos urbanos. Existen diversas explicaciones pero nada lo justifica, la realidad es que los suelos no dejan lo suficiente para salir económicamente, por eso muchos prefieren vender sus tierras para quedarse sin nada más, familias enteras dejan atrás sus antiguas actividades dedicándose a todo, menos al trabajo del campo.

El programa Círculo 47 tiene como objetivo promover entre la comunidad sembrar y cosechar aprovechando los recursos que tienen a la mano, para después vender sin intermediarios y a precios justos. La MC Paulina Ancona, Coordinadora del Programa Círculo 47, y Pedro Isabeles, Consultor Internacional en Agricultura Sustentable, junto a un gran equipo trabajan intensamente con la gente de estas 47 comisarías, donde ubican a las familias que quieran trabajar, aprender y comercializar.

Paulina Ancona mencionó que se busca que las actividades agropecuarias apunten a la sostenibilidad, aunque lo reconoce como algo muy complicado, sin embargo, la apuesta tiene como valor agregado la difusión biocultural.

Pedro Isabeles manifiesta que se está procurando que el programa genere sostenibilidad y sustentabilidad: “En Chablekal tenemos todos los sistemas integrados donde no hay desperdicio ni contaminación, eso hará que las siguientes generaciones abastezcan sus necesidades básicas y sigan disfrutando de lo que actualmente tenemos”.

La situación en el campo.

Paulina Ancona afirma que los jóvenes tienen su mirada puesta en otras alternativas porque no son incluidos, no ven esa propuesta que les permita vivir dignamente del campo. Tienen información valiosa en sus manos, es esta cuestión biocultural, la herencia y el arraigo y si eso se pierde, perdemos todos en Yucatán.

“Es el momento de rescatar estas actividades, si no lo hacemos ahora, en 10 años desaparecerán por el ritmo al que va creciendo Mérida. El programa Círculo 47 es un movimiento ciudadano donde la gente de la ciudad se interesa en comer saludable, en conocer a los productores, cómo es la trazabilidad, cómo son esas prácticas con las que se están produciendo; todo esto termina con el encargo del alcalde Renán Barrera de conectarlos en una cadena de valor donde se reconozca lo que producen y no vendan sus tierras”, puntualizó Paulina.

Pedro Isabeles por su parte, nutre de conocimiento a quienes quieren aprender, les otorga lo necesario para producir como se lo solicita a quien quiera certificarse como orgánico. Cada sábado en Slow Food en Mérida, Yucatán, podrás encontrar a estos productores y otros más.

Busca la entrevista completa en nuestro canal de YouTube Rural MX con el mismo título.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por