Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

El crimen organizado esta tras la pesca furtiva del pepino

La pesquería de pepino de mar “es un problema de la delincuencia”, aseguró el delegado de la Comisión Nacional de Pesca, Víctor Alcántar Cárdenas. A una semana de concluida la temporada de captura del equinodermo, el funcionario reconoció que “hay gente bien organizada que está monitoreando a los oficiales de pesca para saber dónde se encuentran, dónde está su vehículo y se preparan para continuar en esa actividad”.
“Hay personas que se dedican a realizan actividades al margen de la ley, tenemos estrecha coordinación con otras autoridades como la PGR, el Ministerio Público Federal y la SSP y recibimos casi diario documentos que ellos nos hacen llegar para que, me refiero a listas de arribo, listas de inventario, facturas”, comentó.
“Hemos detectado sellos apócrifos, firmas apócrifas, nombres que ni existen donde alguien se hace pasar por empleado de una oficina de pesca y esa persona ni existe, no se encuentra en la estructura de la Constitución”, afirmó.
Cuando la autoridad competente nos hace la observación, añadió, damos respuesta de inmediato, porque además nos dan tiempo cinco horas o dos días para contestar. “Hay ocasiones en que el producto está completamente ilegal, porque tenemos ambas situaciones, producto legal o por documentos apócrifos que no son correctos y así lo informamos y también hay casos donde la documentación está bien”, señaló.

Carlos Antonio Franco, alias «Dick Tracy» fue detenido a principios del año pasado con otras personas de su banda con varios kilos de pepino. Sin embargo, el conocido pepinero salió libre poco después tras pagar una fianza.
El funcionario de la Conapesca aseguró que existe diálogo constante con los productores, “pero hay personas que intentan obtener recursos económicos rápido y fácil”.
“Eso es un problema social que lleva a incurrir en prácticas no autorizadas y es mucha gente que hace esto, quien compra la embarcación, quien la lleva al puerto, quien se va al mar en busca del recurso”, acentuó.
“Hay permisionarios en puertos como Dzilam de Bravo que han propiciado la actividad al margen de la ley y luego en las reuniones se quejan manejando un doble discurso”, enfatizó.
Respecto al decomiso de cargamento en Estados Unidos mencionó que la Conapesca a través de la Comisión de Inspección y Vigilancia cuenta con vinculación con Estados Unidos para verificar documentos y cuando no se puede corroborar la procedencia legal se trata de rastrear la procedencia del producto.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Lo más nuevo

Síguenos en Facebook

Patrocinadores

Contador de visitas:

Hoy: 1
Total: 246436

Diseño web por