El henequén aún respira

El henequén aún respira

Oro verde que se repone poco a poco

 

Convivimos con el pasado y sigue dejando buenos recuerdos, así se rescata una desfibradora y revive la actividad con reconocimiento mundial, es del género de los agaves, originario de Yucatán y cultivado desde tiempos prehispánicos, fue nombrada por los mayas como “Ki”. Mucho se ha  escuchado con añoranza en las pláticas de la época del henequén, incluso aún están en pie como esperando nuevamente ponerse en activo los cascos de las haciendas henequeneras y que resultan hoy día verdaderos museos de aquellas épocas de bonanza pues el oro verde reinaba eIMG_20171201_163416498n la planicie yucateca amarrándose con fuerza en la memoria de sus habitantes y con sus historias como si fuese un culto, un aliento, una esperanzadora respuesta a la fibra que no quiere romperse y decide que su tiempo de partir no ha llegado aún.

 

A un costado de Motul y tomando camino rumbo a Telchac Pueblo te encontrarás con la desfibradora “José María Morelos y Pavón”. Con inmensa curiosidad que desde hace tiempo me invadía tomé el rumbo, arribé y solicité una entrevista. Fui atendido por el señor Carlos Ariel Mata Chan quien me cuenta que son 27 trabajadores quienes le dan vida al proyecto. Orgulloso y emocionado comenta que ya se logró producción, pero que aún requieren más, la fibra aquí en Yucatán es muy solicitada “¡Urge!” recalca en la charla y acentuado con las cejas y sus ojos. Antes -dice-, pagaban a seis pesos, ahora a catorce pesos el kilo de soskil ya desfibrado.

IMG_20180412_065601

Reviven la actividad

“Hemos recibido apoyo del gobierno y esperamos un poco más, porque el campo es prioridad para mucha gente y también así mejoramos la situación de la actividad y la económica”.

En un pequeño recorrido nos muestra los semilleros donde están logrando nuevas plántulas de henequén mejorado, clonado, nos indica, lo que quiere decir que el rendimiento debe ser mucho mayor. “Están preciosas, ¡se están yendo para arriba!” -refiriéndose a sus plántulas-. “Es una gran ventaja el apoyo que nos brindó el gobernador” -sonriente me comenta-.

 

Recuerdo entonces, aquella entrevista que realizamos al titular de SEDER, Pablo Castro Alcocer, en el evento de Expocampo 2018 donde precisamente nos comentó el impulso que se brinda al sector henequenero. Es una nueva etapa del oro verde debido a la demanda de la materia prima. Nos comentó que desde el inicio del actual gobierno, se trabajó en dos líneas de acción. Por un lado rescatan los terrenos abandonados con tierras que producían en los años 60´s y 70´s ya sea con limpieza o con rescates financieros que tenían atorada la producción y IMG_20180412_070002por otro lado, trabajar con la parte científica y de innovación. Sin lugar a dudas es difícil el trabajo con el henequén. El tiempo para comenzar a cosechar es muy largo (por lo menos cinco años nos comentan) así que la tarea es disminuirlo. El CICY y la Secretaría de Ciencia e Innovación entran al tema logrando mejorar la planta donde al tercer año se comenzarán a ver los resultados, además se espera lograr por lo menos año y medio o hasta dos años la disminución de espera para poder cortar la hoja de henequén. Este año se ven los resultados, pero hasta el 2019 o 2020 es que estará consolidado el proyecto.

Deja una respuesta

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>