Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

El Oro Verde supera el millón 9 mil toneladas, pese a entornos adversos

MARICRUZ RÍOS. LA VOZ DE MICHOACÁN.

Ni la pandemia ni pleitos entre productores y exportadores han podido menguar otro año de récord para la entidad.

Foto: La Voz de Michoacán.

Morelia, Michoacán. Pese a un arranque incierto por problemáticas internas, junto a la afectación que por algunos momentos se vio por el tema del coronavirus, la producción de aguacate rebasó el millón 9 mil toneladas para el corte de julio, lo que significa un nuevo hito en el sector para los primeros siete meses del año.

Este pequeño repunte, equivalente a casi nueve mil toneladas más de lo logrado entre enero y julio de 2019, representa apenas un incremento del 0.85 por ciento, pero se trata de la primera tasa positiva en el sector en lo que va de 2020 respecto al año pasado.

Esta problemática obligó a reforzar los canales de distribución hacia el mercado nacional, para compensar en parte las pérdidas y no perder las cosechas.

Así pues, el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) reporta casi 170 mil hectáreas sembradas con huertas en Michoacán este año, de las cuales han cosechado ya poco más de 165 mil hectáreas. En este apartado hay que recordar que se trata de las huertas lícitas, pues las mismas autoridades estatales calculan que hay más de 50 mil hectáreas de ‘minas ilegales’ de ‘oro verde’, aunque para efectos prácticos estas cifras no se incluyen dentro del conteo oficial.

Con un millón 9 mil 436 toneladas de aguacates, esto representa un aprovechamiento de 6.097 toneladas de aguacate por hectárea, que si bien está lejos de ser de las más óptimas en territorio nacional (Veracruz, Estado de México y Yucatán obtienen más de 10 toneladas por hectárea), en Michoacán lo han compensado con lo más sencillo: sembrar más hectáreas.

La producción total en la República alcanza el millón 271 mil toneladas, lo que quiere decir que Michoacán concentra el 79 por ciento de ‘oro verde’, además de que son las empacadoras del estado las que marcan la pauta en torno a medidas fitosanitarias y diversos protocolos para poder exportar el fruto.

Esta discrepancia ya trajo problemas en Tancítaro, municipio michoacano que es considerado la capital mundial del aguacate. Ahí, productores locales han reforzado la inspección sanitaria al grado de emplear a la policía municipal para efectuar rondines e incautar lo que ellos denominan “aguacate pirata”, que es básicamente aguacate que no ha pasado por sus revisiones y, por lo tanto, no se ha producido en la región.

Pero empacadores exportadores han comenzado a adquirir el fruto en otros estados, que no les sale más barato, sino que, como reflejan las cifras del SIAP, logran mejores cosechas en términos de la utilidad por hectárea. Para evitar decomisos por parte de los productores, los exportadores han contratado grupos de civiles armados a manera de guaruras.

En lo que va del año, Tancítaro ha producido 128 mil toneladas de aguacate, es decir, el 12.6 por ciento del total del ‘oro verde’ michoacana, lo que lo convierte en el municipio líder no sólo en el estado, sino a nivel mundial. Le siguen Uruapan, con 140 mil toneladas; Ario, que reporta 100 mil, y Tacámbaro que ha logrado poco más de 93 mil toneladas.

Además de ello, en el año el aguacate michoacano también ha tenido que reponerse a nuevas amenazas del crimen organizado y denuncias por su puesto ‘cobro de piso’, que no sólo alcanzó a productores locales, sino a inspectores del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

Finalmente, se cernía la amenaza del gusano barrenador sobre decenas de huertas en Michoacán, pero el estado logró certificar a 47 de los casi 80 municipios como libres de esta plaga. De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroalimentario (Sedrua), estas hectáreas componen el 97 por ciento de los cultivos y los que tienen la batuta en cuanto a la exportación.

Recordar que la última ocasión que se detuvieron las exportaciones de aguacate por una plaga similar fue hace 22 años, por lo que se busca evitar un panorama similar, sobre todo en el contexto de la ya de por sí complicada exportación.

Así, pese al panorama de contingencia sanitaria, pleitos entre campesinos y empacadores, dificultades en el mercado extranjero, así como señalamientos de sobreexplotación de los bosques michoacanos, la producción de aguacate en 2020 se perfila a romper nuevamente los récords anuales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Lo más nuevo

Síguenos en Facebook

Patrocinadores

Contador de visitas:

Hoy: 1
Total: 249020

Diseño web por