El precio del dinero…

Los centavos hacen pesos

¿Recuerdan cuando podías comprar un peso de tortilla?
El precio de la gasolina es el principal culpable -aunque también hay otros factores- del encarecimiento de los insumos básicos de nuestra alimentación. Hace unos días recorriendo el Mercado Grande de nuestra ciudad, al querer comprar un “atado de rábano” decidí dar unos centavitos que tenía en mi cartera, cambio que me habían dado en una tienda de abarrotes, eran unos $3 pesos entre $10 y $20 centavos, la señora que vendía frutas y verduras frescas se limitó a decirme que esos ya no los aceptaba porque ni el camionero los agarra, en ese momento no supe si tenía vergüenza, enojo, frustración o qué, tomé dignamente mi dinero y me fui a otro establecimiento… ya no saqué los centavos y me llevé más fruta fresca, eso sí, sin regatear y pagar lo justo, mucho más barato que en el súper mercado, por si ocupan…

Me puse a reflexionar sobre la situación económica que nos rodea actualmente, mi abuela solía decir: “Cuido mis centavos porque mis pesos están bien guardados”. ¿Será posible que ya no podamos comprar ni en el mercado con “sencillo”? Entiendo a la señora del mercado, el poder adquisitivo nos impide ya encontrar algo siquiera de $1 peso. En este número hemos abordado mucho acerca de la importancia del campo, sobre como ellos son proveedores del 70% de nuestros alimentos, está bien, ellos deberían ser quienes regulen el dinero, son quienes mayor poder adquisitivo deberían tener, pero hemos rebajado el campo, a los productores, deberíamos valorarlos más, saber y apreciar lo que de sol a sol y con el fruto de mucho trabajo, hacen llegar a nuestros hogares, alimentos saludables.

Por Gabriela Pérez

Deja una respuesta

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>