Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

El sentir de un productor

En conversación con el Ing. Ricardo Ascencio, productor de chile habanero, que a propósito de este 2015, año electoral, nos señala que proliferan ya en el campo los llamados “agropolíticos”

Por José Luis Preciado

En conversación con el Ing. Ricardo Ascencio, productor de chile habanero, que a propósito de este 2015, año electoral, nos señala que proliferan ya en el campo los llamados “agropolíticos”, aquellos que prometen todo sólo creando falsas ilusiones ante la gran necesidad de nuestros campesinos y productores. También nos señala que la proliferación de la langosta se debe a una omisión de las autoridades responsables y que es imperante la coordinación entre productores, compradores y autoridades para comercialización de lo que produce el campo.

Los productores piensan que la apertura temprana de las ventanillas para recibir proyectos de apoyo se abre inusualmente en enero, ¿es acaso por ser un año electoral? «Piensa mal y acertarás», dice conocido refrán.

¿Cómo le llama usted a este grupo que se instala en el poder?
En el campo existe mucha necesidad y de repente empieza a haber mucho movimiento, que nosotros le llamamos «agropolíticos», en los que ellos están en la búsqueda del voto.

¿El caso de los “agropolíticos” es superior a la manga de la langosta, donde por cierto parece observarse negligencia?
En el caso de la langosta, es evidente que es consecuencia de no haberla atacado a tiempo, en su etapa saltona.

¿Desde Sagarpa?
Por supuesto, Sagarpa es la dependencia. Este no es un programa nuevo, es algo que ya tiene muchísimos años y por eso no habíamos tenido problemas.

¿No se supone que tenemos allí un experto, el Dr. Eudaldo Pereira, un hombre que se las sabe de todas respecto a esta plaga?
Pero yo siento que hay problemas, ya sea de coordinación o de presupuesto o de logística, en los cuales no se le atacó oportunamente.

¿Pero el campo tiene otros problemas?
Por supuesto, tiene muchos. Hay una serie de programas federales que se han aprobado que lamentablemente están un poco lentos, no han habido las coordinaciones correctas. En el caso de financiamientos, había un programa de cero garantías, donde la garantía era el mismo producto del productor, pero no se están aplicando, aparentemente hay temores. Ven al campo riesgoso, le tienen miedo, realmente el aspecto financiero lo restringe y hace que no avancemos.

¿Pero le tienen miedo porque no lo conocen?
Exactamente. Ese es el término correcto: no lo conocen. Por tal razón, si le presentan un proyecto, por ejemplo, de producción de chile habanero, no entienden que la problemática no es la producción del chile habanero, la problemática es qué hacer con él, cómo venderlo, a dónde llevarlo, cómo darle salida a los canales de comercialización… ese es el problema. Entonces, como la banca no lo conoce, pasa por bueno esos proyectos que están destinados a fracasar.

En otros países, por ejemplo, Estados Unidos, el sector agrícola es de los que tienen más apoyos porque entienden que producir alimentos es prioridad nacional.
Sí, por ejemplo, nuestro chile está siendo muy bien demando fresco, pero no hay suficientes para exportar.

Recuerdo cuando un productor, en el Centro de Convenciones Siglo XXI, alzó la mano y dijo: «Nuestro chile, el mejor del mundo». Y se para un señor, de esos que vienen de la Central de Abastos del DF y le dijo: «Tengo dos tráileres aquí para que me los llene. ¿Dónde está?».

La realidad es que los productores que tienen un volumen importante de chile, que está muy escalonado, no tienen la capacidad suficiente para surtir 40 toneladas en ese momento.

¿Hay una gran demanda?
Sí, el problema es que no hay una unión efectiva de productores que estén enfocados a algún mercado. Un productor es imposible que ataque un mercado de esos, porque una hectárea rinde 18 toneladas, entonces cuántas hectáreas tendría que tener para cubrir una gran demanda de toneladas.

¿Qué haría falta? En su opinión.
Una coordinación con productores, con compradores, en los mercados y, dentro del programa que ya contempla el gobernador Rolando Zapata de poner Centros Logísticos, que de alguna forma podamos utilizarlos como lugares donde procesar nuestros chiles, tanto para sanitizarlos como para empacarlos y darle la presentación correcta, porque cuando vienen del campo, los chiles traen problemas de impurezas.

Es importante la coordinación.
Todos los productos agrícolas o agropecuarios tienen un problema similar, que es parte de esa coordinación. En otros lugares están haciendo exitosamente una serie de agrupaciones que les han dado muy buenos resultados, le voy a dar el ejemplo: Tabasco es el productor más importante de chile habanero del país, mucho más que Yucatán, aunque su chile tiene características muy por debajo del yucateco; el tamaño, la turgencia, su olor, entonces por su volumen y su precio eso hace que en los mercados nacionales nos bote el precio a nosotros.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Lo más nuevo

Síguenos en Facebook

Patrocinadores

Contador de visitas:

Hoy: 1
Total: 236719

Diseño web por