Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

En Oaxaca apuestan por el maíz de alto rendimiento

Con apoyo de Walmart Foundation y el CIMMYT, en Oaxaca se evalúan maíces de alto rendimiento. El desarrollo de los cultivos es alentador y las nuevas variedades pueden alcanzar hasta 14 toneladas por hectárea mientras la producción local oscila entre los 800 kilos y una tonelada y media por hectárea.

SAN PABLO HUITZO, Oaxaca. Jubilarse hace 12 años como profesor de matemáticas en el nivel secundaria permitió a Heberto Martínez Avendaño, productor de San Pablo Huitzo —a 40 kilómetros de la ciudad de Oaxaca—, trabajar con más fuerza su tierra e implementar una parcela demostrativa con la asesoría de Wallmart Foundation y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT).

En el marco del proyecto Fortalecimiento del Acceso a Mercado para Pequeños Productores de Maíz y Leguminosas en Oaxaca, Chiapas y Campeche, el señor Heberto sembró en mayo y empezó a cosechar a mediados de septiembre tres variedades de maíz híbrido: uno blanco y dos amarillos.

Carlos Barragán García, colaborador del CIMMYT quien le brinda acompañamiento técnico al productor, recuerda que conoció a Heberto por el propietario de una tienda de forrajes. Después de comentarle los beneficios de las innovaciones propuestas, Heberto aceptó el trabajo de vinculación y fortalecimiento de su actividad en el campo.

En la zona del Valle de Etla, como colaborador del CIMMYT, Carlos ha instalado varias parcelas demostrativas para evaluar el rendimiento del maíz y la del productor Heberto tiene una extensión de un cuarto de hectárea, en un terreno plano y con riego que puede ser mecanizable, a diferencia de la mayoría de los terrenos en Oaxaca que dependen del agua de temporal. 

La meta es conseguir un rendimiento “similar al que se obtiene en Sinaloa, Guanajuato y Jalisco, donde están los productores de maíz de alto rendimiento”, lo que servirá de motivación para que otros productores vean “que pueden tener altos rendimientos cuando se trabaja en las condiciones óptimas para este tipo de maíces”.

La variedad de maíz amarillo Zapata 6A, una de las tres que eligió sembrar Heberto, “da buen porcentaje de cuateo”, como se nombra cuando hay dos mazorcas por planta, “alcanzan a llenar muy bien, con buena cobertura y granos limpios de buen tamaño, con mayor contenido de proteínas”.

Además, se trata de una variedad que “soporta las altas temperaturas, se enferma muy poco y tiene una hoja ancha que ayuda a la fotosíntesis” y puede alcanzar entre 12 a 14 toneladas por hectárea.

Heberto aceptó probar con tres variedades de maíz híbrido para comprobar si es posible alcanzar altos rendimientos y motivar a otros productores a echar atrás la idea de que México es deficitario de maíz amarillo, pero también producir maíz blanco que tiene gran aceptación en su comunidad para la elaboración de tortillas.

Viendo las mazorcas “y el maíz tan hermoso” decidió que sea para consumo, con un rendimiento que se va a elevar porque en años anteriores ha logrado entre 800 a mil 500 kilos por hectárea.

“Yo invito a mis amigos campesinos, productores de maíz y hortalizas a que no nos olvidemos de nosotros mismos. Quiero enseñarles que la producción es muy buena, en un contexto en el que las comunidades se están quedando sin alimentos, por lo que es necesario producir nuestras propias semillas y alimentar a nuestra familia”. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por