Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Escuela del campo en Maní

Un santuario de saberes

Por Yicel Mis Góngora

A dos kilómetros del centro de Maní, nos encontramos con la Escuela de Agricultura y Agroecología U yits Ka’aan (Rocío que cae del cielo). El presbítero Atilano Ceballos nos recibió cálidamente e invitó a conocer las instalaciones. Nos estrechamos la mano fuertemente, nos platicó del lugar el cual transmite mucha paz y un agradable olor a tierra mojada.

U yist ka’an se dedica hace más de 23 años a la recuperación, transmisión y vinculación de saberes agrícolas y agroecológicos a través de la práctica. Atilano Ceballos Loeza, junto con 13 sacerdotes más, crearon esta escuela que destaca por su sistema horizontal de enseñanza, en donde especialistas y campesinos generan conocimiento partiendo desde el respeto a la propia cultura “vamos dialogando entre saberes campesinos y nuevos conocimientos sobre la agroecología, entendiéndola como políticas generadoras de vida para el entorno”.

Mientras nos invitaba a recorrer el lugar que claramente había disfrutado un buen baño de lluvia, nos relató: “Trabajamos el proceso de la soberanía alimentaria, el deseo de que las familias puedan producir sus alimentos ya sea de ganadería menor como cerdos, aves, conejos, y también en la apropiación de conocimientos sobre las técnicas agroecológicas”.

En el recorrido nos encontramos una estantería para abejas meliponas, nos relató la importancia de que las familias y campesinos puedan producir, usar, consumir y/o vender su propia miel, desde la construcción de colmenas con materiales orgánicos y reciclados hasta la creación de un sistema estructurado para su mejor distribución. Todo esto puedes aprenderlo de manera práctica en U yist ka’an.

A pocos metros descubrimos un biodigestor hecho de materiales reciclados, y muy cercano un criadero de cerdos. Nos explicó: “los desechos producidos son almacenados convirtiéndose en gas metano que viaja por canales, construidos, claro, de manera artesanal, hasta la cocina del lugar.” Y más adelante, nos encontramos con los cultivos, de tomate, frijol, papaya, chiles, berenjenas, todos para el consumo propio. U yist ka’an se ha encargado de transmitir los secretos de la agroecología logrando la auténtica autonomía de saberes. Desde las buenas temporadas de cultivos, hasta los materiales orgánicos para la protección de plagas.

Las instalaciones cuentan con tres amplias habitaciones y un salón, en el que se pueden alojar hasta 50 personas. Desde infantes, universitarios y especialistas, así como grupos de instituciones internacionales como la Universidad de Harvard y la Universidad de Tokio, quienes han visitado esta escuela y se han enriquecido con el conocimiento ancestral.

Actualmente también se trasladan a los diferentes poblados a enseñar desde un escenario más real. “En donde los profesores promotores, acompañan a núcleos y familias, de tal manera que podamos entender que la formación no necesariamente tiene que ser en las aulas. Creamos sedes alternas y subsedes.”

Sin embargo, se mantienen como una sede de talleres y acompañamiento para grupos que estén interesados en aprender los procesos agroecológicos, saberes ancestrales y medicina tradicional, para llevarlos a la práctica en su hogar o comunidad, desde la fabricación de jabones y cremas utilizando herbolaria maya, hasta la creación de biodigestores para obtener gas orgánico para uso en la cocina.

 

U yist ka’an es un medio de transmisión de saberes que no puede pasar desapercibido, en donde el conocimiento ancestral y actual se conjuntan para un único objetivo: el empoderamiento de saberes mayas.

Si te interesa visitarlos puedes contactarlos en su página web: http://www.uyitskaan.org/-

Fotografías: Jorge Alanis y Yicel Mis

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Lo más nuevo

Síguenos en Facebook

Patrocinadores

Elaboración de Páginas Web

Por solo $2,990

Si estás en Yucatán y necesitas llegar a más gente en el mundo digital...
¡Este servicio es para ti!

Diseño web por