Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Expectativa en la producción de lácteos de México

El mercado de lácteos mexicano continúa ofreciendo un potencial de crecimiento tanto para los exportadores estadounidenses como para los productores mexicanos.

QUESO

PRODUCCIÓN. La producción para 2021 se estima en 448,000 toneladas (TM) y se prevé que alcance las 452,000™ en 2022, un aumento del 1 por ciento. Cada vez más, los productores de leche, especialmente las operaciones industrializadas más grandes, buscan integrarse verticalmente, unirse a cooperativas o crear empresas conjuntas. Para estos productores, las ventajas clave de convertir la leche en queso incluyen el valor agregado y la vida útil prolongada del procesamiento de la leche en queso.

Los estados de Jalisco, Chihuahua, Querétaro, San Luis Potosí, Michoacán y Chiapas producen la mayor parte del queso de México (tanto industrial como artesanal), y los quesos de corteza blanda representan el 75 por ciento de la producción.

La producción de queso sigue siendo mayoritariamente artesanal y en pequeña escala, con el objetivo de satisfacer la demanda regional. Algunas lecherías establecen sus propias pequeñas instalaciones de procesamiento y venden queso localmente.

Las operaciones de quesos industriales representan una cuarta parte de todo el queso producido en México.

CONSUMO

Para 2021, se estima un consumo de 559,000 toneladas, con un aumento del uno por ciento a 563,000™ en 2022. El lento crecimiento se debe a malas condiciones macroeconómicas en curso e inflación y una creciente disminución del poder adquisitivo de los hogares.

Un aspecto positivo es la reapertura del sector turismo: hoteles, restaurantes e instituciones (HRI), que han contribuido a impulsar el consumo.

El consumo de queso de México tiene espacio para crecer. Según la Cámara Nacional de Industriales de la Leche (CANILEC), el consumo per cápita de queso en México es cercano a los 4 kilogramos por año, considerablemente más bajo que los Estados Unidos con 17 kg por año o Canadá con 14 kg por año.

Comercializar productos de queso innovadores y listos para consumir, así como promover las cualidades nutritivas del queso son aspectos que podría ayudar a incrementar el consumo en México.

El consumo de lácteos per cápita de México en 2021 se estima de la siguiente manera:

Leche85 kg al año por persona
Queso4 kg al año por persona
Yogurt7 kg al año por persona
Crema1 kg al año por persona
Mantequilla0.5 kg al año por persona
Otros29 kg al año por persona
Total127 kg al año por persona
FUENTE: CANILEC

COMERCIALIZACIÓN

IMPORTACIÓN. Las importaciones en 2021 se estiman en 123,000 toneladas y se prevé que se mantengan estables en 2022 en 123,000™.

No se espera que la economía de México se recupere a niveles pre-pandémicos hasta 2023 o más tarde, lo que afectará negativamente a sus 129 millones de ciudadanos con una inflación y un desempleo crecientes.

El sector HRI ha contribuido a aumentar la demanda de importaciones de queso, pero no lo suficiente para contrarrestar las condiciones macroeconómicas adversas.

Los quesos importados no llegan directamente a la mayoría de los consumidores; más bien, se utilizan para ingredientes en otros productos alimenticios (por ejemplo, pizza).

Para la compra directa de queso, los consumidores todavía dependen en gran medida de los quesos locales, que están disponibles a precios asequibles.

Se espera que Estados Unidos siga siendo el principal proveedor de exportaciones de queso a México, con una participación de mercado del 80 por ciento, seguido por los Países Bajos con un 9 por ciento.

EXPORTACIÓN. Las exportaciones para 2021 se estiman en 12.000 toneladas y se prevé que permanezcan estables durante 2022 en 12.000™. Aunque las exportaciones crecieron de 2020 a 2021, esta tendencia no se espera en 2022.

En 2021, la recuperación económica de Estados Unidos impulsó la demanda de exportaciones de queso mexicano. Chile también experimentó un crecimiento como destino de exportación de queso debido a la presencia de empresas mexicanas que ya operan en Chile y al bajo precio en el que ofrecen queso.

MANTEQUILLA

PRODUCCIÓN. En 2021, la producción se estima en 235.000 toneladas. Para el 2022, el rendimiento se pronostica básicamente plana en 236,000™.

La reapertura del sector HRI y la demanda actual de los sectores de panadería industrial y confitería han ayudado a mantener estable la demanda.

La producción de mantequilla a gran escala de México está dirigida por tres empresas, y un actor importante domina el 70 por ciento de la participación del mercado.

Al igual que con el queso, las lecherías también producen cada vez más mantequilla como un producto de valor agregado para vender a nivel local o regional.

CONSUMO

Para 2021, el consumo se estima en 261.000 toneladas. Mientras en 2022, se mantendrá plano, sin crecimiento. Los procesadores industriales más grandes en sectores como HRI, panadería y confitería están impulsando el consumo de mantequilla. Sin embargo, a nivel de los hogares, los consumidores se dividen entre mantequilla y alternativas a base de plantas, como la margarina.

El consumo per cápita de México es bajo, aproximadamente 0.4 kilogramos por año por persona. Algunos de los consumos per cápita más altos se encuentran en países como Francia o Nueva Zelanda, con 8.0 kg o 5 kg, respectivamente.

Dado que las condiciones macroeconómicas siguen siendo desfavorables y la inflación de los alimentos aumenta constantemente, la mantequilla se vuelve cada vez más inasequible para más hogares.

COMERCIALIZACIÓN

IMPORTACIÓN. Las importaciones para 2021 se prevén en 28.000 toneladas y se estima que para el próximo año se mantendrán sin cambios.

La producción nacional se mantendrá al día con la lenta demanda de los sectores de procesamiento industrial y de HRI. Los hogares que prefieren utilizar mantequilla pueden buscar alternativas locales asequibles antes de recurrir a la mantequilla importada.

Se espera que Nueva Zelanda se mantenga como el principal proveedor de mantequilla de México, con Estados Unidos en el segundo lugar.

EXPORTACIÓN. En 2021, las exportaciones se estiman en 2,000 toneladas. Para el próximo año, las exportaciones se pronostican en 3.000™, un aumento del 50 por ciento con respecto a las cifras previas a la pandemia.

Hay poca mantequilla disponible para la exportación de México, ya que la mayor parte de su oferta se utiliza en el país.

LECHE EN POLVO DESCREMADA O DESNATADA (SMP)

PRODUCCIÓN. La producción de leche descremada o desnatada en polvo (SMP) se estima en 45.000 toneladas para 2021. La producción en 2022 se pronostica en 46,000™.

El crecimiento está limitado por la existencia de solo cinco instalaciones de deshidratación, que no siempre están funcionando a plena capacidad.

Aproximadamente el 80 por ciento de las importaciones de leche en polvo son de Estados Unidos debido a la proximidad geográfica y al precio. A México le resulta más barato importar leche en polvo que producirla.

CONSUMO. El consumo estimado para 2021 será de 343,000 toneladas y se prevé que aumente un dos por ciento, a 348,000™ para el siguiente año.

La reapertura del sector HRI ha representado un crecimiento en la demanda y el consumo, especialmente para productos horneados y postres ofrecidos a los huéspedes.

La leche en polvo es un ingrediente versátil que se utiliza de forma destacada en la industria alimentaria de México. Cada vez más, los procesadores de lácteos fabrican una gama más amplia de productos para adaptarse a las necesidades del consumidor según el tipo de familia, los ingresos, la vida útil y otros factores.

COMERCIALIZACIÓN

IMPORTACIÓN. Las importaciones se estiman en 334,000 toneladas en 2021 y se prevé que aumenten un 2 por ciento a 340,000™ en 2022.

La reapertura del sector HRI ha creado un crecimiento en la demanda, que la producción nacional no ha podido satisfacer, utilizando importaciones para complementar la oferta limitada.

Los programas sociales, como el programa de distribución de leche LICONSA, también utilizan leche en polvo para fortalecer su suministro de leche.

Estados Unidos es el principal proveedor de SMP de México con una participación de mercado del 99 por ciento.

EXPORTACIÓN. Las exportaciones se estiman en 36,000 toneladas en 2021. El pronostico es que aumentarán en un 6 por ciento a 38,000™ en 2022.

Los mercados de exportación incluyen países latinoamericanos, a los cuales México puede enviar leche en polvo como ayuda regional.

LECHE ENTERA EN POLVO (WMP)

PRODUCCIÓN. La producción de leche entera en polvo (WMP) para 2021 se pronostica en 123,000 toneladas. Se estima que para 2022, la producción tendrá un aumento de uno por ciento, es decir 124,000™.

La producción está limitada por la disponibilidad de infraestructura de deshidratación. México se beneficia de su proximidad a los Estados Unidos para un suministro asequible y constante de WMP.

CONSUMO. En 2021, el consumo se prevé en 112 mil toneladas. Y para 2022, el se cree que habrá un aumento de uno por ciento, 113.000™.

La demanda de WMP es impulsada por procesadores de lácteos industriales que desarrollan productos para consumidores que buscan productos lácteos etiquetados como saludables, fortificados y para llevar.

Según Nielsen, las tendencias de consumo muestran que a medida que las personas reanudan sus actividades habituales (trabajo, escuela, ocio) tras el brote de COVID-19, las ventas minoristas de bebidas y productos lácteos aumentaron en un 17 por ciento entre junio de 2020 y junio de 2021.

La reapertura del sector HRI, que utiliza WMP en procesos de repostería y panadería, también está impulsando la demanda hasta 2021 y 2022.

COMERCIALIZACIÓN

IMPORTACIÓN. Las importaciones en 2021 se estiman en siete mil toneladas. En 2022, las importaciones se serán de 8,000™, un aumento del 14 por ciento.

México depende en gran medida de las importaciones de WMP para satisfacer la demanda de fórmula para bebés, productos de bienestar, productos fortificados y otros. El precio y la logística incentivan las importaciones sobre la producción nacional.

Estados Unidos abastece a México con el 52 por ciento de sus importaciones de WMP y está en camino de retener esta participación de mercado, seguido por Uruguay y Nueva Zelanda.

EXPORTACIÓN. En 2021, las exportaciones se estiman en 18.000 toneladas y para 2022, las crecerán 6 por ciento, 19,000™.

Los principales mercados de exportación de México siguen siendo Colombia, Cuba, Venezuela, Belice y Guatemala, que se benefician de los asequibles precios mexicanos del producto y su disponibilidad constante. Sin embargo, el aumento de la demanda interna puede obstaculizar el crecimiento de las exportaciones.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por