Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Extracto del Segundo Informe de Gobierno sobre el campo yucateco

Empecemos por el campo, donde urgía tener una trasformación de fondo.
En el campo yucateco nos decidimos a combatir el rezago en la tecnificación de nuestras tierras, por eso en estos primeros dos años de Gobierno hemos tecnificado casi 21 mil hectáreas de las 30 mil comprometidas para todo el sexenio.
Adicionalmente, en dos años se han entregado casi 24 mil apoyos entre insumos maquinaria y equipo con el programa Peso a Peso.
En 2014, invertimos junto con el Gobierno de la República, más de tres mil 500 millones de pesos para reforzar el estatus sanitario, otorgar créditos, avanzar en la mecanización de unidades productivas y acrecentar los activos productivos. Abrimos una Oficina de Comercialización y Agronegocios en Miami y en el Parque Científico y Tecnológico, inauguramos laboratorios especializados en mejoramiento de semillas, micropropagación y una planta piloto de alimentos del Ciatej.
Las inversiones para la tecnificación vinculadas a la investigación productiva, son la base para tener la posibilidad efectiva y probada para cuadruplicar el rendimiento de las hectáreas de maíz, cítricos, frutas y duplicar el de hortalizas. Con los ganaderos, impulsamos programas para el repoblamiento del hato, así como de mejoramiento genético, mediante la adquisición de vientres, sementales, embriones y dosis de semen. Y en el mar se ha renovado buena parte de la flota pesquera ribereña con la entrega de cientos de embarcaciones y motores ecológicos.
Con el gran apoyo de Sagarpa, estamos invirtiendo en el campo, porque creemos en el campo. Creemos en el productor rural decidido, en el emprendedor que quiere innovar y en el empresario visionario que ha descubierto que en el campo yucateco hay oportunidades y condiciones propicias para invertir sin titubeos. Hay ejemplos concretos de que en el campo es tiempo de pasar a la acción y a la conquista del bienestar. Lo hemos dicho y hoy lo reiteramos con más convicción, la agroindustria es una columna estratégica para nuestro desarrollo económico.
Así lo demuestra Kekén que es el máximo referente en producción de carne de cerdo del país, una actividad en la que Yucatán ocupa la quinta posición a nivel nacional.
Kekén es la empresa líder en la producción de carne de cerdo, tiene presencia en Estados Unidos, en Japón y la tendrá en China con un primer embarque que saldrá en unas cuantas semanas.
En estos dos años, Kekén ya ha invertido en Yucatán, más de mil 500 millones de pesos para ampliar su capacidad, con lo cual genera 690 empleos directos, y esta importante empresa ha anunciado que en el periodo 2015-2019 duplicará su producción actual, con una inversión de cuatro mil 500 millones de pesos, a razón de 900 millones por año, generando en ese lapso mil 700 empleos directos. En el mismo sentido, esa es la determinación que ha tomado el grupo Bachoco, que con una inversión de casi mil millones de pesos iniciada en 2014 y que continuará en 2015, crecerá la capacidad de granjas productoras de pollo y huevo, así como para incubación de huevo virgen. Esta inversión generará entre 2015 y 2016 mil 500 empleos directos entre Kinchil y Mérida. Ahí está una empresa que está poniendo muchos, pero muchos pesos y esfuerzos en el campo de Yucatán. Y esos mismos esfuerzos pueden replicarse en la producción de miel que se incrementó casi un 20 por ciento, la pesca de pulpo que aumentó 77 por ciento y en la producción de pavo que también subió 25 por ciento. El campo en Yucatán está listo para detonar a favor del pequeño productor, de las cooperativas sociales y de las grandes empresas.
¡Seamos audaces y apostemos con todo al campo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por