Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Filosofía del respeto a la vida

Apoyar sin nada a cambio

Estamos obligados a encontrar la armonía para poder convivir con nuestros semejantes, así como con otras especies. ¿Será tal vez que muchos de nosotros hemos llegado hasta el punto en el que la soberbia nos ha limitado? Me refiero en específico a que es fácil adquirir un compromiso de llevar a casa un ser vivo, llámese perro, gato, ave, tortuga… y después sin problema deshacerse de él, abandonándolo a su suerte.
Pero por el otro lado existen personas que se preocupan y rescatan animales, siendo incluso criticadas.

IMG_20170430_130131074Nos hicieron saber de una mujer que por naturaleza propia se entrega al cuidado de animales desprotegidos, ignorados y maltratados y que su culpa –la de estos animales- fue cruzar camino con aquel “humano” que no le importa, ni respeta la vida de un ser menor. Nos trasladamos a su hogar. Su familia es conformada por su esposo, hijo, 6 perritos, algunas aves como pericos, canarios, dos gatos y algunas tortugas; todos y cada uno de ellos arrancados en estado deplorable.

 

IMAGEN1Neva Marfil, nació en un rancho; nos cuenta que la educación que tuvo siempre fue básicamente la de respetar la vida, filosofía que cada día pone en marcha. Dar dignidad es primordial, un buen trato y sobre todo reconocerlos como seres que sienten tanto como nosotros.
“El amor a las plantas, a los animales y a la naturaleza en general, nos ha abierto muchas puertas con gente que tiene esa empatía y esos deseos de ayudar. De pequeña tuve una perra que era mi guardia ‘la reina’, ahora no imagino mi vida sin un animal. Mi mamá tenía muchas aves, entre ellas pavo reales e incluso un avestruz y mi padre amante de los perros, de ahí mi empatía con los animales, ellos me enseñaron a entender y respetar a otras especies como zarigüeyas, boas, lagartijas, iguanas”.

IMG_20170430_130236644IMG_20170430_130545795Esto nos debe llevar a las preguntas de oro: ¿Somos capaces de entender o acercarnos lo más posible con otras especies? ¿Respetamos la vida? ¿Nos hemos ganado el lugar que tenemos los humanos como especie? Me parece que nos hemos impuesto arbitrariamente, destruido y desaparecido para estar donde estamos ¿Nos merecemos el estatus logrado como especie?

Reflexionar, en verdad, no cuesta nada y más si lo que lograremos es que nuestros hijos y todos aquellos que vienen detrás de nosotros, tengan una verdadera educación de respeto por la vida, la vida por sí misma sin importar de qué especie se trate….

Por Jorge Alanis Zamorano

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por