Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Inseminación Artificial a Tiempo Fijo

La finalidad de la ganadería, posiblemente la más importante desde el punto de vista del negocio es en resumidas cuentas, tratar de producir un becerro por año. Esa es la teoría.

Por Alberto Banuet A ranchobuenavista@gmail.com

La realidad en el trópico es muy distinta por varias razones, es más, podríamos decir que es casi imposible lograrlo, sin que esto signifique que eventualmente una vaca lo haga alguna vez en su vida, de manera que acortar el intervalo entre partos lo más posible debe ser un objetivo primordial en la agenda de cualquier ganadero.

Hay varios factores que intervienen en ese objetivo, fundamentalmente los nutricionales, sanitarios y genéticos.

Una buena forma de hacerlo es a través de la IAATF que significa Inseminación Artificial a Tiempo Fijo. Un procedimiento relativamente sencillo que preferentemente debe ser dirigido por un médico veterinario zootecnista eficiente y que nos permite tener altos índices de concepción si se hace adecuadamente.

Hay varios factores a considerar antes de hacer este programa, entre ellos el estado de las hembras, deben tener buena condición corporal, que no tengan becerro al pie de menos de 90 días y que estén vacunadas contra todo.

El manejo es muy importante, el ganado no debe estar estresado, se deben tener potreros cercanos a los corrales de manejo, personal capacitado, agua limpia y sal mineral a libre acceso, no manejar el ganado con perros, sombras adecuadas y las instalaciones y equipo necesarios.

El procedimiento consiste básicamente en palpar el ganado, cerciorarse que está apto, es decir que está ciclando, sincronizarlas, que significa ponerlas a todas en el mismo ciclo utilizando hormonas, esperar los tiempos, revisar que el semen sea de buena calidad y proceder, en su momento, a inseminarlas.

Hay ahora quien usando los mismos dispositivos, hace una segunda inseminación a las hembras que repiten y los resultados positivos se elevan aún más, al grado que con estos programas se pueden esperar resultados más allá de 70% de gestaciones.

Producir más y mejor es el reto que tienen los ganaderos, ser más eficientes con lo que tienen, porque creo que ya habrá pocos que duden que la producción de alimentos es la prioridad para este milenio en que el mundo espera ver multiplicada su población de forma alarmante para mediados de siglo y como decían en el rancho: “Algunos vivos y otros no tanto, pero todos comen.”

Recomiendo ampliamente que hablen con su médico veterinario de confianza y pongan en práctica este programa, los adelantos tecnológicos son para usarse en el aumento de la producción y ésta contribuye al mejoramiento del nivel de vida del ganadero.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por