Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Inyectan vida al manglar negro

Investigadores tabasqueños pioneros en el tema

El Dr. Ángel Sol Sánchez tiene una personalidad tranquila y es preciso al momento de entablar conversación. Es evidente que el trabajo que ha realizado junto con compañeros al rescatar el manglar negro los ha llevado a cierta autoridad en el tema. Pioneros en la investigación y decididos para adelantarse a las situaciones que innegablemente pesarán en un futuro, desarrolla investigaciones sin parar pues al Dr. Ángel le queda muy claro el mensaje de Goldman Sachs sobre su pronóstico para México dentro de 80 años. Acompáñenos y déjese llevar al rescate del manglar negro.

Plántulas-de-mangle-negro-en-cama-de-germinación
Plántulas de mangle negro en cama de germinación

¿Por qué rescatar al manglar negro? El asunto surge  como una necesidad ante la plaga de la oruga de la polilla anacamptodes sp., que afectó a Tabasco durante el 2010 dañando severamente al mangle negro. Se perdieron al menos 3 mil 850 hectáreas de mangle y nuestro trabajo es rescatar esos manglares.

¿Fue grave el impacto? El impacto fue ecológico, económico y  social.  Muchas especies que vivían en los manglares desaparecieron, reduciéndose el volumen de pesca de manera alarmante, trayendo como consecuencia que la población se dedicara a otras labores o se trasladara a otros lugares a ver en qué podían emplearse. Por lo que se establece el proyecto de restauración ecológica de al menos 50 hectáreas de mangle negro en la comunidad de “La Colorada” con resultados altamente satisfactorios.

¿Cuánto se redujo el volumen de pesca con este problema ambiental? Durante el impacto ambiental que fue del 2008 al 2010, el volumen se redujo alrededor del 50%. Posteriormente, el volumen de pesca estaba alrededor del 16% al 14% con respecto a los años de normalidad en la zona. Prácticamente la pesca desapareció.

¿Cuánto es el costo de la investigación para la recuperación del mangle negro?   El desarrollo de esta investigación la está financiando la Comisión Nacional Forestal (Conafor), es un recurso que se otorga directamente a la comunidad para el rescate de esos manglares a quien se le apoyó con 1 millón 993 mil pesos. A nosotros la Conafor nos permite dar la asesoría y capacitación a la comunidad en la producción de mangle y así los proyectos sean exitosos. De otra manera los mismos recursos, sin la debida asesoría, prácticamente se pierden.

¿Los avances son verificados? La Conafor consideró el primer año del proceso como proyecto exitoso ya que tuvimos rendimiento de hasta el 98% en la zona donde trabajamos que fue de 50 hectáreas. Actualmente aplicamos el mismo modelo de restauración en otra zona impactada gravemente.

¿Este tipo de recuperación en manglar negro es la primera vez que se realiza? Si buscan información al respecto no existe antes de nosotros. Es la primera experiencia con mangle negro aquí en el Colegio de Postgraduados y con la comunidad. Nosotros producimos mangle negro en vivero, no existe antes ninguna evidencia de producción de este tipo de mangle. Nos permite tomarlo para futuros trabajos de restauración y recuperación de ecosistemas.

¿Tomaron evidencia de errores para no repetirlos mejorando la técnica? Sí, cuando se obtuvieron los primeros resultados de este trabajo, se llevaron a congresos nacionales e internacionales y, a partir de eso recibimos invitación de Cuba para asesorarlos, pues ellos también fueron severamente impactados por la misma oruga.

¿Cuántas personas intervinieron en este proyecto? Fuimos siete, entre profesores y alumnos del Colegio de Postgraduados además de la Universidad Mundo Maya quienes fueron invitados a participar en el proyecto así como la Universidad de Kent de Canadá, sin embargo, estos últimos, desconocían que los manglares tuvieran problemas.

larvaafectada-por-la-acciondel-bioinsec
Larva afectada

¿La plaga está controlada? La plaga es ocasional, pero irregular, es decir, puede aparecer en dos, tres o en 20 años, eso sucederá si las condiciones se vuelven a presentar similares a la que se dio. La polilla vive ahí, es parte del ecosistema, solo si el clima cambia se da la plaga en esas condiciones, hasta ahora la plaga no se ha vuelto a presentar. Otro problema de la plaga es que no tiene depredador en la fase de oruga que es cuando causa el impacto.

 ¿Cómo controlarían los habitantes de la zona a la plaga y no esperar a que se devaste? Damos unos cursos de aplicación de bio-insecticida que no causa impacto al ambiente y a ninguna especie y de esta manera se reduce la población de la oruga.

¿Este bioinsecticida es caro, su elaboración representa dificultad? No, de hecho es bastante barato. Trabajamos con bio-insecticidas porque la gente de la comunidad no tiene recursos para responder.

«El cambio climático ya está aquí con todas sus consecuencias»

Este problema se dio por el cambio climático y es un foco rojo ¿Están haciendo alguna otra investigación? Sí, vamos a investigar el trabajo de la entomofauna del manglar (fauna compuesta por insectos). Consideramos no quitar el dedo del renglón pues podemos tener serias consecuencias. Hay un trabajo en el 2010 de Goldman Sachs que considero mucho y que nos dice “…para dentro de 80 años México perderá el 28% de la producción de sus alimentos…” y nos hace referencia al clima, pero el problema no acaba ahí, en 80 años habrá más población, necesidad de más terrenos y más alimentos y si estamos perdiendo el 28% de nuestros alimentos, entonces, no sé cómo va a estar la situación en ese momento. Vamos a tener un caos social.

Dr. Ángel Sol Sánchez, nacido en Tabasco.
Formación académica: Licenciatura en Biología, especialidad en Recursos Vegetales. Universidad Juárez Autónoma de Tabasco 1985-1990.
Maestría, Colegio de Postgraduados Campus Veracruz Agroecosistemas Tropicales. Doctorado, Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE), Costa Rica Tropical Forestry y la universidad de Idaho, USA.
Especialización: Fruticultura tropical de especies nativas, forestaría y agroforestería tropical, agroecosistemas tropicales y manejo de arvenses.

Por: Jorge Alanis Zamorano

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por