Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Italianos en el campo de Yucatán

En armonía con la naturaleza
Aprender y conocer procesos alimenticios

Por: Jorge Alanis
Fotografías: Renate Dabroswki

Lejos de la ciudad de Mérida, muy al sur, allá por Tekax, entre Xul y Yaxachén, ¿qué nos encontramos ahí? Un grupo de personas de origen italiano (sí, aquellos que muchos rumores desataron en relación con el fin del mundo hace como cuatro años) quienes amablemente nos mostraron gran parte del complejo de descanso en donde nos explican que la finalidad de llegar y pernoctar en este lugar es tratar de vivir en la naturaleza, “es ofrecer actividades relacionadas con el mundo agrario y rural: alimentación con productos de cosecha propia”. Orgullosas nuestras guías nos mostraron un sitio destinado a la relajación, un ECO SPA que ofrece desde tratamientos reafirmantes hasta un baño de lacto suero que sirve para rehidratar la piel, tal y como los que se daba Cleopatra en aquellos tiempos.
Cuenta con un restaurante y su carta ofrece una variedad de comida italiana elaborada con los frutos de sus propias cosechas, incluso sus pastas –nos comentaron˗ están hechas ahí mismo, basándose en recetas de su madre tierra. Se trata de salirse del ajetreo citadino, el estrés y sobre todo de volver a cargar la energía.
Para los que llegan con sus pequeños, “Las Águilas” tiene una granja, en la que se puede visitar, por ejemplo, a las vacas y realizar una actividad denominada “La ruta del queso”. Ahí aprenden desde ordeñar hasta uno de los puntos finales de la leche, que en este caso es el queso. Finalizando el recorrido, a los niños se les entrega un diploma como “ordeñador oficial”.
La experiencia es importante en este lugar, ya que se trata de hacer conciencia del origen de hombre y la convivencia sana con su entorno. Lo que aquí se consume casi en su totalidad es orgánico, incluso la misma leche de los quesos, debido a que a los animales se les da un tratamiento donde no intervengan químicos para sanar de algún malestar, incluso su propia alimentación.
Las habitaciones del lugar son amplias y alejadas prácticamente de todo, limpias, con aire acondicionado, cómodas y con servicio de Internet. Cuenta con alberca, jardines y juegos para niños.
Si lo tuyo es el senderismo, este es tu lugar, porque caminando llegarás a un pequeño lago y podrás fotografiar a las diferentes aves que llegan a refrescarse.
Una opción más por conocer, aprender, experimentar y por supuesto divertirse en medio de la selva baja yucateca.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por