Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Joyería de madera, una segunda oportunidad a los residuos

Por Ana Laura Preciado

Así como muchos eventos y ferias locales, la edición 2021 de la Feria Tunich en Dzityá padeció los estragos causados por la pandemia, debido a que la participación y asistencia fue prácticamente nula.

A pesar de ello, existen muchas familias artesanas que persisten en la lucha por preservar años de legado, trabajo y esfuerzo, y que a pesar de la complicada situación actual, hicieron acto de presencia en la Feria Tunich exhibiendo ante el público su ingenio y creatividad a través de exclusivas creaciones artesanales.

Éste es el caso de Irene Manzanero con “Buri”, una iniciativa de diseño yucateco que recupera los residuos de madera de la tornería, para transformarla en pequeñas piezas de joyería. Como se menciona, Irene nos cuenta que el proyecto nace a raíz de rescatar los restos que provienen de este oficio que se trabaja desde hace muchos años dentro de la comunidad de Dzityá:

La madera es muy bonita y los torneros dejan residuos que ya no son de utilidad para ellos. Buscamos resaltar todos los colores naturales que ya trae de por sí la madera y transformarla en nuevos objetos, manifiesta la entrevistada.

Para la elaboración de las piezas, Irene nos relata que el trabajo de selección, curación y calado de la madera es una labor extenuante que puede llevar varios días o incluso semanas: Inicialmente se recolecta minuciosamente toda la madera que se utilizará para las piezas. Aprovechamos los colores naturales de las maderas de Yucatán que son muy lindas, como el Tzalam, Ciricote, Jabín y Teca, catalogadas como maderas exóticas dentro de la región. Ya que tenemos la madera, comenzamos el proceso creativo.

Hacemos desde joyería personalizada como anillos con incrustaciones de plata y/o cristales, hasta aretes, collares y el diseño de piezas más grandes como forrar un vocho de madera, junto con mi esposo que también es maderero, agrega.

Otra de las inquietudes de Irene, era formar un proyecto de interés social y ambiental mediante la integración de las mujeres de la comunidad y el fomento al respeto hacia la naturaleza: La tornería es una actividad más relacionada a los hombres que a las mujeres, así que con “Buri” se incluye a las mujeres para que conozcan y aprendan acerca del oficio joyero y esto sea de ayuda para su economía; es una parte muy importante dentro de la iniciativa.

Además, respetamos el medio ambiente, es por eso que trabajamos 100% con maderas caídas de árboles de la región. No somos depredadores de la naturaleza y no deforestamos, subraya Irene.

Cabe destacar que “Buri” tiene 4 años de existencia y que en realidad, inició como un hobby hace 15 años, cuando Irene es invitada por su papá a trabajar con ella en el taller familiar; un artesano maderero de toda la vida, por lo tanto ella creció en torno a la actividad: Ver el proceso de transformación de la madera es algo que me impacta y me enamora, así que cuando nace esta idea de reutilizar y aprovechar al máximo la materia prima residual para la creación de joyería, me especialicé aún más en el tallado de madera.  La realidad es que a pesar de haber nacido y crecido dentro de este mundo, no le había dado la importancia suficiente hasta ese momento, cuenta la entrevistada con nostalgia.

Éste es un proyecto de participación comunitaria inclusiva para el diseño y creación de piezas de joyería de madera recuperada; una marca ya consolidada con un fuerte sentido social y ambiental. Cuentan con una gran variedad de joyería de madera, así como también productos de diseño personalizado para la decoración del hogar y accesorios de cocina.

Encuéntralos en su tienda física en Dzityá, frente a la plaza principal y síguelos en sus redes sociales. Consume el diseño local y conoce el trabajo de “Buri”; es una buena forma de incentivar el talento de la región, impulsar la conciencia ambiental entre los clientes e integrar creaciones únicas a los mercados formales.

Facebook: Buri joyería de madera

Instagram: @burijoyeria

Fotografías: Ana Laura Preciado / Jorge Alanis Zamorano

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por