Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Juventud y experiencia

Unidos por el campo

Por Francisco F. Gamboa Fierro

La vida estudiantil y la vida laboral son muy diferentes entre sí, escuelas y empresas tienen esto muy en claro aliándose para formar jóvenes que al egresar tengan ya la preparación y experiencia para atender las demandas de la llamada “vida real”.

Platicamos con Luis Ángel Aké y Luis Donaldo Perera, estudiantes de la carrera de Ingeniería en Innovación Agrícola Sustentable del Instituto Tecnológico Superior de Calkiní en el Estado de Campeche (ITESCAM), quienes se encuentran realizando sus residencias en Flores Finas de Teya bajo la asesoría del Ing. Fernando Poblano, administrador de dicha empresa.

“Nosotros no somos agrónomos como tal y eso hace que nuestro campo laboral sea muy limitado, por lo que tenemos que optar por el emprendimiento para así forjar nuevos nichos de empleo”, mencionó Luis Donaldo.

Y es que esta alianza nace justamente de la inquietud de los jóvenes por ganar experiencia en el terreno laboral mientras estudian, motivo por el que el Ing. Poblano acepta a los residentes con la única condición de titularse por tesis, ya que esto hace que salgan mejor preparados: “Más que una residencia, ellos ya están ejerciendo y creciendo tanto laboral como humanamente, saben que si a la hora de salida no han terminado alguna actividad, tienen la responsabilidad y el compromiso de quedarse a finalizarla. Lo mismo si tenemos que llegar temprano al día siguiente para aplicar algún fungicida o insecticida.”

Luis Donaldo señaló: “Iniciamos hace un año con el dual* sembrando nardos, gladiolas y crisantemos, ya desde allí estábamos generando datos que nos servirán para nuestra futura tesis”.

Por su parte, Luis Ángel destacó que la ventaja de trabajar con el Ing. Poblano es la oportunidad que les brinda de aprender, experimentar y arrojar datos que no existían antes ni en Yucatán ni en la Península, lo que le ayuda a llegar a un protocolo final y así tener algo concreto para el sector agrícola.

Ambos estudiantes coinciden que aún existe una especie de aversión para entrar de lleno al sector agrícola, incluso entre sus mismos compañeros del aula: “Una desventaja para el campo que al mismo tiempo es una gran ventaja para nosotros es que todavía hay mucho prejuicio de que te miren como ‘Campesino’, y esto hace que la mayoría de mis compañeros se enfoquen solamente a cumplir en la escuela, en sacar buenas calificaciones, y no en salir a vivir la experiencia de lleno”, afirma Luis Ángel.

“Debemos enamorarnos de nuestra carrera y encontrar esa chispa que nos motive a no perder la constancia. Hago la invitación a mis compañeros a que se acerquen poco a poco al campo, y no olvidar que las grandes victorias empiezan con pequeños acercamientos”, puntualizó Luis Donaldo.

Junto a ellos participan otros dos residentes provenientes del ITESCAM, los cuatro realizan un trabajo en conjunto y sus tesis están vinculadas, por lo que se planea que una vez publicadas se cree un documento sintetizado con todos los alcances logrados durante esta residencia.

(*) Modelo estudiantil que plantea la formación en la escuela y en la empresa.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Lo más nuevo

Síguenos en Facebook

Patrocinadores

Contador de visitas:

Hoy: 1
Total: 204139

Diseño web por