Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

La alcalinidad en la panza del rumiante

La alcalinidad en la panza del rumiante

Por Dr. Víctor M. Basurto Kuba* Agroinvic S.A. de C.V.

Es sabido que el pH del rumen de las vacas (rumiantes de granja) en forma normal debe permanecer en un rango de 5.8 a 6.3 que es estar en los inicios de la alcalinidad (el pH va de 0.1 a 14 donde la media es 7.0) para desempeñar sus funciones eficientemente. El rumen está constantemente trabajando para mantener su rango ideal de pH para cumplir correctamente sus funciones y estar en ese “confort ruminal”, pero cuando el pH se vuelve ácido, inician una serie de procesos metabólicos anormales permitiendo entonces la entrada de agentes nocivos, desde los protozoarios, bacterias, virus y otros causantes de enfermedades en el aparato gastrointestinal, provocándole malestar y mal desempeño ruminal que entre otras consecuencias está la mala absorción de minerales como el calcio y el magnesio que juegan un papel importante en mantener la alcalinidad del estómago de los rumiantes y cuando estos dos minerales se ven disminuidos, es lógico que suceda el no poder mantener la alcalinidad y pasará en convertirse en un medio ácido, con ello viene, por consecuencia ya mencionada, una mala absorción de nutrientes, llegando a mermar el desempeño en general y es lo que se conoce cuando el animal entra en un “cuadro de acidez.”
Además del calcio y magnesio, existen otros minerales como el potasio, sodio y azufre que son los que metabólicamente entran en juego para mantener el equilibrio ácido básico de la sangre del animal y en consecuencia tenga una homeostasis, lo que significa un buen estado de salud metabólica. Cuando el pH está fuera de su rango normal, es indicativo que el animal está bajo en la cantidad sanguínea de minerales y lógicamente comienza a ser más enfermizo, con un deterioro en general de su condición física, que resultará en malas ganancias de peso y por igual, un pésimo estado reproductivo, todo esto sucede en una pausa muy rápida, haciendo que el animal se muestre postrado y sin deseos de comer.

thumbnail_la-alcalinidad

Esto puede volver a la normalidad cuando empiece a consumir minerales de calidad y más aún cuando estos contienen un paquete de aditivos que coadyuvan en mejorar substancialmente la salud ruminal. Para ello existe Proteimin, que además de tener macro, micro, minerales traza y vitaminas, contiene en su formulación enzimas y levadura que ayudan a digerir más y mejor el forraje y con ello obtener más energía en beneficio del animal. Igualmente, los minerales Proteimin contienen probióticos y prebióticos útiles para mantener la flora ruminal sana. Asimismo, Proteimin ofrece otros tres aditivos más que lo hacen ser el mineral más completo de su género y no sólo con eso basta, sino que tiene el mejor retorno de inversión, pocos gramos hacen y contribuyen a que el animal tenga una salud y una productividad más relevante para beneficio del ganadero.
La rentabilidad es mejor cuando se le da al animal productos de calidad. En el mercado hay una gran oferta de minerales “baratos”, sin embargo, algunos no incluyen ingredientes de calidad y gran digestibilidad lo que llevarán al fracaso de los ganaderos al no estar cumpliendo con los requisitos mínimos para que el animal se conserve sano y productivo todo el tiempo.

* El autor es el Director Comercial de la Cia. Agroinvic,
que fabrica los minerales Proteimin.
Visita la página: www.proteimin.com
o llama al tel. 999 941 0444

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por