Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

La ceremonia maya del sakab bebida sagrada de los dioses mayas

Creo que por eso es común observar a los campesinos durante la práctica de la milpa, desde el momento en que realizan la elección del terreno, tumba, quema, siembra, chapeo y la cosecha, ellos en un acto sencillo y solemne preparan el sakab

Peto, Yucatán
Por Bernardo Caamal Itzá

Sakab (2)Ti’ le k’iina’ k’a’anan k-ets’kúuntik le sakabo’ paale’ex –en este día es de interés que hagamos la ofrenda con la bebida sagrada del Sakab-, nos decía hace algunos ayeres la abuela.
Tumen leti’e’ leti’ luk’sik k’aak’asba’al ta beele’ex –ella es la encargada de evitar a que no pasemos malos momentos.
Sakab (1)U yiik’al le sakabo’ yaan- aunque no crean, el sakab, posee un alto nivel energético, me decía mi chiich (abuela).
Ti’ ichil le koolo’ ku bisik u yiik’al ma’alob kuxtal – se lleva consigo los buenos vientos que permite la vida-.
Sakab (4)-Le óo’lale’ u yets’kúunta’al beya’ ku ts’áaik u páajtalil ja’ k jóok’ol yéetel baax K tuklik, bix tu’ubukte’ex – no se les vaya a olvidar, ofrendar el sakab, es para pedir permiso y salgamos adelante con lo que deseamos en nuestra vida.

Sakab (3)Creo que por eso es común observar a los campesinos durante la práctica de la milpa, desde el momento en que realizan la elección del terreno, tumba, quema, siembra, chapeo y la cosecha, ellos en un acto sencillo y solemne en ocasiones en los lugares más elevados del terreno donde están o cercanos al xu’uk’ (los límites del mecate), ahí preparan el sakab y ya puestos en tres jícaros y acompañados con sus respectivas velas -solo en algunas ocasiones es acompañado con algunos huevos, 9 tortillas y pollo asado-,aprovechan la ocasión para pedirle a los dioses mayas a que no tengan accidentes en este lugar, de su camino se alejen los reptiles y los animales ponzoñosos. Generalmente en estos momentos en que uno se comunica con las deidades mayas, aunque muchos no lo crean, en esos instantes el ambiente cambia por completo, en ocasiones se deja sentir una ligera brisa y en otras ocasiones del canto normal de los pájaros del monte, cesa por completo.
Hacer entrega del sakab, por lo menos uno no sólo llega a tener la sensación de estar cumpliendo con esos compromisos adquiridos con sus padres y abuelos, sino la de formar parte de lo que significa vivir
la vida en el mayab.

To’one’ sáansamal k-jaanal, le óo’lale’ k’a’ana’an ek chíinjo’oltik máaxo’ob kili’ichtik Ek kuxtal –nosotros todos los días comemos, por eso es importante que honremos a quienes todos los días velan por nosotros-
Por eso quienes conocen de cerca nuestro meatsil (cultura) saben lo que significa honrarla con el sakab, para que los dioses siempre nos acompañen y no tengamos tropiezos algunos en la meta que tenemos. De tal forma que desde quienes hacen la milpa saben lo que significa estar agradecidos y lo mismo sucede con quienes trabajan en los centros ceremoniales.

Kuxtal tuune’ k-e’esik ti’ik paalale’ u k’a’anaa’anil k chíinjo’oltik le úuchben Tuukulila’ – vivir entonces, significa mostrarle a nuestros hijos la valía de estos sabios consejos ancestrales-.
Por ese motivo, comparto parte de nuestras vivencias en torno a nuestras ceremonias, y cuya práctica significa kuxkíintik tu ka’atéen k úuchben na’atilo’ob yéetel k tuukulo’ob- revivir o recordar esos antiguos saberes que retroalimentan nuestros saberes y conocimientos-.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Diseño web por