Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

¿La culpa es del murciélago?

Por Carlos del Castillo

El 7 enero del 2020, las autoridades chinas confirmaron al mundo la identificación de un virus que estaba afectando a personas en la provincia de Wuhan: el Covid-19. A partir de este momento todo indicó que la fuente de origen fue un mercado mayorista de mariscos donde eran vendidos animales salvajes para su consumo, y surgió la teoría de que el virus fue propagado de un animal a un humano a través de una sopa de murciélago. Hoy día, en abril del 2020, la preocupación e histeria que este virus está provocando ha originado que en algunos lugares traten de erradicar a los murciélagos, señalándolos como propagadores directos de este virus que hasta el momento lleva más de 5.5 millones de contagios y arriba de 300 mil muertes en todo el mundo.

Ahora, si bien los murciélagos son anfitriones de diversos tipos de coronavirus e incluso de otros como el Ébola y el MERS, no hay suficiente evidencia científica que confirme que el Covid-19 fue transmitido a humanos que comieron murciélagos. Incluso, las autoridades de salud china han comentado que probablemente el pangolín, especie “pariente” del armadillo, haya sido el transmisor intermediario entre el murciélago y el hombre. Mientras no exista prueba científica suficiente de cómo existió el contagio, TODO APUNTA A QUE LA VERDADERA RAZÓN HAYA SIDO LA DEFICIENTE HIGIENE que existió en este mercado de Wuhan, pues la propia Organización Mundial de la Salud declaró “Es mucho más probable que el contacto humano con el coronavirus y las primeras infecciones hayan ocurrido al manejar material infeccioso de animales, como sangre, saliva o heces, durante el proceso de matanza en el mercado”.

En conclusión, el origen de este brote aún está siendo investigado y lo único que se sabe es que provino de ese mercado INSULABRE de mariscos donde se vendía de forma ilegal carne de rata, pavos reales, liebres, cocodrilos, murciélagos, pangolines y otros animales exóticos para consumo. La cuestión: ¿es justificable la muerte de los murciélagos para evitar más contagios como los que estamos viviendo en este momento? Estos mamíferos alados desempeñan un papel fundamental en el mantenimiento de los ecosistemas, a continuación, unos datos de interés sobre ellos.

FUENTE: OMS / Healh Feedback

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Lo más nuevo

Síguenos en Facebook

Patrocinadores

Contador de visitas:

Hoy: 1
Total: 213326

Diseño web por